Ver ahora

Francia y la ONU organizan conferencia de ayuda a Líbano tras explosiones en Beirut

La ONU y el Banco Mundial, según adelantó Macron en Beirut, desempeñarán un "rol esencial" para definir las necesidades de la población libanesa
El Ministerio de Salud libanés elevó a 158 la cifra de muertos y a 6,000 la de heridos como consecuencia de la explosión en el puerto de Beirut. (Foto: EFE)

Francia anunció este sábado que la conferencia internacional de donantes en apoyo a Beirut y a la población libanesa tendrá lugar este domingo, coorganizada con Naciones Unidas.

Te recomendamos: Miles de libaneses se manifiestan contra las autoridades tras la explosión en Beirut

El encuentro telemático comenzará a las 14:00 horas, informó el Palacio del Elíseo.

La convocatoria de la reunión fue avanzada este jueves por el presidente francés, Emmanuel Macron, en Beirut, adonde se desplazó para mostrar el apoyo de Francia a la población local tras la devastadora explosión del martes en el puerto de la capital y para reunirse con las autoridades libanesas.

“Organizaremos una conferencia internacional de apoyo a Beirut y a la población libanesa con el objetivo de movilizar los fondos internacionales de los europeos, de los americanos, de todos los países de la región y de más allá”, declaró entonces ante la prensa.

En el encuentro participarán entre otros el presidente de Estados Unidos, Donald Trump; el primer ministro británico, Boris Johnson; el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez; el rey de Jordania, Abdalá II, y representantes de China y Rusia.

La ONU y el Banco Mundial, según adelantó Macron en Beirut, desempeñarán un “rol esencial” para definir las necesidades y ofrecer a la comunidad internacional y a la población libanesa plena transparencia sobre la entrega de la ayuda.

La cita del domingo se centrará en las necesidades más inmediatas, como la consolidación de los edificios dañados, la ayuda médica y alimenticia de urgencia y la restauración de hospitales y escuelas.

Con esta reunión se reflejará la movilización de la comunidad internacional y se sentarán las bases antes del inicio de una fase de calado más político, dado que, según fuentes del Elíseo, la ayuda prevista no constituye “un cheque en blanco” para el Gobierno libanés.

Macron, que volverá a Beirut el 1 de septiembre, pidió este jueves a los dirigentes locales que tomen “iniciativas políticas firmes para luchar contra la corrupción, para imponer transparencia, para llevar a cabo las reformas” sugeridas en la gran conferencia de donantes en París (CEDRE) celebrada en 2018.

Esas reformas incluyen la lucha contra la opacidad del sistema bancario, la mejora del sector energético para garantizar el suministro de luz y la adopción de un programa del Fondo Monetario Internacional (FMI), que el Líbano negocia con el organismo desde mayo.

“Hay que encontrar la manera de solucionar una crisis política que se prolonga desde hace meses”, añadieron desde la Presidencia francesa y estimaron en decenas de millones de euros las necesidades más inmediatas para el país.

El Ministerio de Salud libanés elevó este sábado a 158 la cifra de muertos y a 6,000 la de heridos como consecuencia de la explosión el martes de casi 3,000 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de Beirut.

Las fuentes del Elíseo destacaron que hay “una cantidad suficiente de elementos objetivos que permiten pensar que el hangar explotó por razones accidentales” y subrayaron la importancia de que la ayuda llegue “de la forma más directa posible”.

Con información de EFE
DGP