SALUD

Francia suspende todos sus vuelos con Brasil por variante de COVID-19

Desde hace varios días importantes responsables médicos y diputados de la oposición habían advertido de la mayor peligrosidad de la mutación brasileña del virus

El Gobierno francés anunció este martes, 13 de abril de 2021, la suspensión “hasta nueva orden” de los vuelos procedentes de Brasil para intentar evitar la expansión de la cepa brasileña del coronavirus.

Te recomendamos: EEUU recomienda suspender vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson por casos de coágulos

“Hemos decidido suspender hasta nueva orden todos los vuelos entre Brasil y Francia“, afirmó el primer ministro, Jean Castex, en un debate en la Asamblea Nacional sobre medidas de control sanitario.

La suspensión deberá ser aprobada en la Asamblea y el Senado antes de entrar en vigor mañana, miércoles, 14 de abril de 2021, y su anuncio supone un cambio de criterio del Gobierno francés, que hasta ahora se oponía a la suspensión de los vínculos aéreos.

“La situación en Brasil es absolutamente dramática y la peligrosidad de la variante en cuestión nos plantea dificultades reales”, aseguró Castex ante los diputados, antes de añadir que “la situación se agrava” en aquel país.

Desde hace varios días importantes responsables médicos y diputados de la oposición habían advertido de la mayor peligrosidad de la mutación brasileña del virus y habían pedido que se tomaren medidas al respecto para evitar que se extienda en Francia.

Entre ellos, el doctor Remi Salomon, presidente de la comisión médica de la Asociación Pública de Hospitales de París, quien alertó que la cepa brasileña es “probablemente más resistente a las vacunas y más contagiosa que la cepa inicial”, al tiempo que advirtió que la única solución para impedir su crecimiento es “suspender los vuelos con Brasil.

Actualmente todos los pasajeros que llegan procedentes de Brasil tienen que alegar un motivo de imperiosa necesidad que justifique su viaje, mostrar una prueba PCR con resultado negativo realizada en las últimas 72 horas y hacerse un test de antígenos en el aeropuerto francés de llegada .

Después deben aislarse durante un período de diez días, aunque no existe ningún mecanismo de control para verificar el cumplimiento de esta medida.

Por ahora, la variante brasileña supone sólo el 0.4 % de los contagios en Francia, muy por debajo del casi 4% que supone la sudafricana y del 82% de la británica, según datos oficiales.

Por otra parte, la situación de Brasil sigue siendo alarmante: solo en el mes de marzo se contabilizaron 66 mil muertos a causa del COVID-19, según datos del Ministerio de Salud brasileño.

Con información de EFE

RVC