Francia aprueba ley que prohíbe a padres golpear a sus hijos

El 87% de los niños franceses son objeto de nalgadas y cachetadas como "practica educativa"

Foto: Una niña es regañada por su madre. El 27 de enero de 2018

Una niña es regañada por su madre. AP/Archivo

El Parlamento de Francia aprobó hoy una ley que prohíbe a padres golpear y maltratar psicológicamente a sus hijos.

Te recomendamos: Dan cadena perpetua a matrimonio que torturaba a sus trece hijos

El texto, que convierte a Francia en el país número 56 que se dota de una ley de ese tipo, finalizó su tramitación en el Senado, donde recibió el voto unánime de los parlamentarios presentes en esa cámara.

En virtud de esta disposición, el encargado de casar a una pareja les señalará que “la autoridad parental se ejerce sin violencia física o psicológica”. Además, esa misma frase aparecerá en la primera página del carné sanitario de los menores.

Según los autores de la proposición legislativa, un 87% de los niños son objeto de “prácticas punitivas y coercitivas” que utilizan sus padres con un argumento “educativo”.

Por eso la nueva ley pretende constituir “una base legal necesaria para poner en marcha campañas de información, la formación de los profesionales” y dar indicaciones sobre comportamientos en las consultas de los médicos.

Según la Fundación para la Infancia, el 85% de los padres franceses recurren a castigos corporales con fines “educativos”.

Los partidarios de la ley argumentan, basándose en estudios, que estas prácticas, entre las cuales figuran las cachetadas o nalgadas, tienen consecuencias en la salud física y mental de los niños.

El proyecto de ley cuenta además con el apoyo de varias organizaciones a favor de la infancia y de defensores de los derechos que piden un “mensaje político fuerte” para cambiar las mentalidades.

“No se debe educar a través del miedo”, declaró la ministra de Salud, Agnès Buzyn, quien estimó que los castigos corporales tienen “consecuencias desastrosas en el desarrollo de los niños”.

El proyecto de ley no prevé ninguna sanción penal contra los padres que castiguen a sus hijos, puesto que ya están previstas por la ley.

Esta ley pondría a Francia en consonancia con los tratados internacionales.

En marzo de 2015, la organización de derechos humanos del Consejo de Europa criticó a Francia por no prohibir estas prácticas, a diferencia de la mayoría de los demás países europeos.

Un año más tarde, el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas pidió a Francia que “prohibiera explícitamente” todas las formas de castigo corporal a los niños.

EEUU investiga casos de niños que migrantes hacen pasar por hijos para no ser deportados

Con información de Efe y AFP.

FJMM

CARGANDO...