Fiscalía de Guerrero presenta a víctimas de secuestro como homicidas

Rodrigo y su padre siguen presos en el penal de Acapulco. (Foto: Noticieros Televisa)

Hace dos semanas fueron secuestrados un padre y su hijo en Acapulco. Hay videos del momento del secuestro. Tres días después, la Fiscalía General del Estado de Guerrero los presentó como presuntos responsables del asesinato del empresario César Zambrano y aseguró haberlos detenido en Zihuatanejo.

El pasado 4 de noviembre, Juan Alejandro Tapia fue secuestrado afuera de su casa en Acapulco, Guerrero. Horas después, su hijo Rodrigo Tapia revisó la grabación de una cámara y ubicó el momento en que sujetos armados suben a su padre a una camioneta.

Después de ver el video, Rodrigo acudió al Ministerio Público.

En el trayecto de la denuncia, también se llevan a mi hijo, paro un taxi en la esquina, me dice que se le cerraron al taxista y lo bajaron encañonado”, relató Betsabed Uribe, madre y exesposa de los secuestrados.

Horas después, a las siete de la noche del pasado 5 de noviembre, Betsabed recibió la primera llamada de los presuntos secuestradores.

Querían 150 mil pesos, en ese momento yo me puse histérica, yo les pido hablar, saber que mi hijo estaba vivo, no me lo pasan, nada más me dan de plazo a las 11 de la mañana del día siguiente para pagar esa cantidad”, relató Betsabed.

La mañana del 6 de noviembre, los presuntos secuestradores comenzaron a escribirle estos mensajes vía whatsapp, en los que le pidieron que dejara los primeros 95 mil pesos que había reunido en el hotel Cortija de Acapulco.

Me dijeron que pidiera una habitación, que dejara dicho en la habitación que va a ir alguien a recoger unas cosas, hice eso, fue en la habitación número 20 y deje el dinero en el baño como me dicen”, narró Betsabed.

Ella pidió dos horas más para reunir el dinero faltante, pero sólo logró juntar 35 mil pesos más.

Me dieron un número de cuenta, hice el depósito y me mandaron un mensaje a las 6 de la tarde exactamente y me dijeron que en una hora me los regresaban”, afirmó.

Pero padre e hijo no regresaron.  Betsabed acudió el 7 de noviembre al Ministerio Público, al terminar de denunciar el secuestro, vio en redes sociales la noticia de que el gobierno de Guerrero había detenido a los asesinos del empresario acapulqueño César Zambrano, observó la foto de los detenidos y se percató que eran sus familiares.

Vi las fotografías y era mi hijo y su papá, ahí empezó un peregrinar”, recordó.

El fiscal general de Guerrero informó en conferencia de prensa que los presuntos asesinos del empresario fueron detenidos en un retén de policías ministeriales en el municipio de Zihuatanejo y no en Acapulco como se observa en el video.

“Ellos me dicen, los traen en los carros, tapados, vendados de los ojos, cuando los destapan, ya están en Zihuatanejo, ya nada más les empiezan a tomar fotos”, dijo Betsabed.

El homicidio del empresario ocurrió el pasado 26 de octubre. El fiscal también aseguró que los asesinos se escondieron en Zihuatanejo durante 11 días.

“Los hoy detenidos se trasladaron a la ciudad de Zihuatanejo, decidieron esconderse hasta el día de ayer cuando pretendían vender la camioneta en la cantidad de 15 mil pesos, siendo detenidos por agentes de la Policía Ministerial”, indicó Jorge Zuriel de los Santos, fiscal general de Guerrero.

 Ellos estuvieron para celebrar las fiestas de Día de Muertos en la casa, 31, el día primero, día 2, tengo fotografías”, aseguró Betsabed.

Ya presos, Bestabed logró ver a sus familiares.

A mi hijo lo torturaron horrible, le quemaron con tubos sus piernas, me dice que le echaban el plástico caliente, y se lo arrancaban así con todo y piel, trae una herida en la nariz, que es dónde lo tuvieron vendado, a su padre, no se podía ni sentar, lo que si es que le han de haber reventado algo dentro del oído porque no escucha”, señaló.

Rodrigo y su padre siguen presos en el penal de Acapulco.

Con información de Marco Antonio Coronel

LHE

CARGANDO...