Fiscalía busca a acosador serial que opera al norte y poniente de la CDMX

La Fiscalía General de Justicia busca a un exhibicionista y acosador de mujeres serial que opera al norte y poniente de Ciudad de México

La Fiscalía General de Justicia busca a un exhibicionista y acosador de mujeres serial que opera al norte y poniente de Ciudad de México.

Te recomendamos: Acosador sexual de la UNAM, primer vinculado a proceso por Ley Olimpia

Se trata de un joven que supuestamente se dedica a tatuar, es profesor de una universidad de paga pero está relacionado con unos 20 ataques a mujeres desde marzo de este año.

Su forma de operar consiste en manejar un auto, completamente desnudo y detenerse cerca de una mujer que camina, para después masturbarse frente a ella o amenazar con tocarla.

El joven grabó un video donde se ve una agresión, pero tras mandarlo a otra víctima que lo denunció, el material quedó en manos de las autoridades.

El acoso también se da por mensajería instantánea y redes sociales. El sospechoso envía videos donde aparece desnudo o teniendo relaciones con otras mujeres que al parecer ignoraban que estaban siendo grabadas y que los videos eran enviados a más víctimas.

“Yo lo conocí por otro amigo, el cual me lo presentó porque quería hacerme un tatuaje, me lo presentó y ahí yo le di mi número telefónico para pedirle que me enseñara algo de su trabajo, lo cual primero fue amable y atento, pensé que porque era una clienta más, pero empezó a ser insistente en mandarme mensajes, decirme cosas”, dijo víctima del acosador.

Algunos de los ataques han sido captados por cámaras particulares.

“Ya me marcaba por videollamada y ver que estaba desnudo, tocándose, lo pasé, x, después ya fue cuando me empezó a pasar videos teniendo relaciones con otras niñas, algo enfermo y de plano mejor lo bloqueé”, señaló la víctima del acosador.

Los investigadores saben que se llama Eduardo, tiene 34 años de edad y vive en la colonia Ampliación Clavería, pero hasta el momento no han podido detenerlo.

Se le indaga por acoso sexual y pornografía, delitos asentados ya en cinco denuncias ante el Ministerio Público, una de las cuales llegó ya hasta un juez.

Con información de Antonio Nieto

LSH