Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Fed aumenta tasas de interés a un máximo de 2.25 por ciento

La Reserva Federal (Fed) aumenta el rango objetivo de tasas de interés de 2 a 2.25 por ciento (Reuters)

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) anunció que subirá las tasas de interés referenciales en 0.25 por ciento, lo que ubica el nuevo rango objetivo de las tasas de interés del 2.0 al 2.25 por ciento a raíz de una decisión unánime de la Junta de Gobierno del banco central estadounidense.

La decisión de aumentar las tasas en 0.25 por ciento logró que se alcanzara el mayor nivel de tasas de interés en Estados Unidos en una década.

El aumento de las tasas sucedió en línea con los pronósticos de analistas y economistas, pues existe una consigna recurrente de su presidente, Jerome Powell, para proteger la economía estadounidense a través del incremento de las tasas para evitar una sobreexpansión y contener las presiones inflacionarias de un mercado laboral y crecimiento económico que aún son fuertes y sostenidos.

En línea con el razonamiento expuesto por Powell, la Reserva Federal estableció que confía en que las alzas graduales en las tasas de interés serán consistentes con una expansión económica sostenida, un mercado laboral fuerte y la inflación objetivo.

Por otra parte, la Reserva Federal no indicó en el comunicado oficial que continuará su enfoque acomodaticio de política monetaria. Al respecto, Jerome Powell dijo en conferencia de prensa que es una señal de que la política monetaria está trabajando en línea con las expectativas. 

También destacó que podría haber un alza de tasas más en 2018 y prevé tres más en el transcurso del 2019.

La mediana de pronósticos de la junta de Gobierno de la Fed mantuvo el Producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos en 1.8 por ciento, la tasa de desempleo en 4.5 por ciento y mantiene una previsión de la inflación subyacente en 2.0 por ciento.

En el reporte, la Fed también observó que el crecimiento económico podría incrementar su velocidad durante el 2018 y podría llegar a ser ligeramente más veloz en 2019, en una serie de nuevas proyecciones.

También analizó que el alza del empleo ha sido fuerte, además de que el gasto del consumidor y la inversión fija de las empresas han crecido de forma sólida en Estados Unidos. 

La subida de las tasas de interés de este 26 de septiembre supone la octava vez que ocurre este movimiento durante el 2018. Sin embargo, durante su última reunión el 1 de agosto, la Fed decidió mantener las tasas en el rango de 1.75 a 2 por ciento.

Expertos buscaron en el mensaje de la Reserva Federal pistas para averiguar cuál será la futura política monetaria a seguir, especialmente los cambios que se puedan implementar antes de que termine el año en curso.

Con información de Reuters

asa.