FDA aprueba uso de Regeneron, tratamiento aplicado a Trump contra COVID-19

Estados Unidos es, de lejos, el país más enlutado del mundo por el coronavirus, con 255,800 muertes
Vista del letrero de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA) en Silver Spring, Maryland. (Foto: EFE)

Ante el avance descontrolado de la epidemia COVID-19, que ha infectado a 12 millones de personas en su territorio, Estados Unidos autorizó el uso de un tratamiento de la firma Regeneron, usado antes por el presidente Donald Trump.

Te recomendamos: Candidatos a vacuna de Pfizer y BioNTech contra COVID obtienen permiso de FDA

Estados Unidos es, de lejos, el país más enlutado del mundo por el coronavirus, con 255,800 muertes.

La epidemia está fuera de control y el número de nuevos casos diarios se está disparando (casi 164.000 solo el sábado) y ya supera los 12 millones de contagios, según la Universidad Johns Hopkins.

Ante esta situación, la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) otorgó este sábado la autorización urgente a un cóctel de anticuerpos sintéticos de la empresa de biotecnología Regeneron.

Este tratamiento se le administró a Trump, quien lo había promocionado después de recuperarse del COVID-19 en octubre.

Según la FDA, se ha demostrado que el tratamiento con REGEN-COV2, una combinación de dos anticuerpos fabricados en laboratorio, reduce las hospitalizaciones o visitas a la sala de urgencias de pacientes con COVID-19 con enfermedades secundarias o “comorbilidades”.

“Autorizar estas terapias con anticuerpos monoclonales puede ayudar a los pacientes ambulatorios a evitar ser hospitalizados y aliviar la carga de nuestro sistema de salud”, afirmó Stephen Hahn, comisionado de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA).

El presidente de Regeneron, Leonard Schleifer, añadió que esta decisión supone “un importante paso en la lucha contra la COVID-19, ya que los pacientes de alto riesgo en Estados Unidos tendrán acceso a una terapia prometedora en un estadio temprano de su infección”.

Estos anticuerpos imitan lo que hace el sistema inmunológico después de contraer el COVID-19 al bloquear la punta del virus que le permite adherirse y penetrar en las células humanas.

Este tratamiento es más eficaz durante la fase inicial del contagio, cuando los anticuerpos aún tienen la posibilidad de controlar al invasor, y no durante la segunda fase de COVID-19, cuando el peligro ya no es el virus, sino la reacción exagerada del sistema inmunológico que ataca los pulmones y otros órganos.

El Regeneron es el segundo tratamiento con anticuerpos sintéticos que recibe la aprobación de emergencia de la FDA, después de que una terapia similar desarrollada por Eli Lilly consiguiera ese estatus el 9 de noviembre.

La compañía recibió más de 450 millones de dólares del gobierno de Estados Unidos para el desarrollo de tratamientos para luchar contra la COVID-19 dentro de la operación “Warp Speed” (máxima velocidad), creada por Trump para inmunizar a la población estadounidense.

La Casa Blanca también anunció a finales de octubre la compra de 300,000 dosis del tratamiento de Lilly por 375 millones de dólares, a 1,250 dólares la dosis.

La autorización otorgada a Regeneron es la última de las noticias esperanzadoras en la lucha contra el coronavirus, después de que los proyectos de vacunas de Pfizer/BioNTech y de Moderna anunciasen eficacias cercanas al 95%.

Con información AFP

RAMG