FARC habría recibido 1, 250 mdd por secuestros entre 1996 y 2012

Un soldado colombiano en el área era de influencia de las FARC (Archivo/Getty)

La desmovilizada guerrilla de las FARC recaudó entre 1996 y 2012 al menos 3.6 billones de pesos (unos 1, 250 millones de dólares) por secuestros, según el primer informe que la Fiscalía colombiana entregó hoy a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) sobre sus investigaciones del conflicto armado.

La Fiscalía indicó en un comunicado que el informe busca “poner fin de una vez y para siempre a los ciclos históricos de violencia y sentar las bases de la paz sin impunidad”.

En el texto, enviado a la JEP por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, y la vicefiscal María Paulina Riveros, se detallan “las investigaciones en curso, por conductas cometidas con ocasión del conflicto armado, incluidas las que ya hayan llegado a juicio”.

MUEREN ONCE DISIDENTES DE LAS FARC EN COMBATE CON EJÉRCITO DE COLOMBIA

Al menos once disidentes de las FARC murieron y otros dos, entre ellos un menor de edad, resultaron heridos, en una operación realizada por el Ejército en el departamento del Caquetá (sur), informó el ministro colombiano de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Villegas detalló que es probable que también haya sido abatido “Edwin”, otro mando de ese grupo de las FARC que no acepta el acuerdo de paz.

“Edwin” y otros integrantes de las disidencias aparecieron hace pocas semanas en videos en los que amenazaban al alcalde de la capital departamental, Florencia, Andrés Perdomo, y al gerente de Electrocaquetá, Gerardo Cadena.

Aparecían como si fueran dueños de ese territorio. Once ya no están con nosotros”, remarcó Villegas, quien dijo que la operación demuestra la efectividad de las fuerzas de seguridad del Estado.
Según las autoridades, el grupo armado ilegal “venía exigiendo el pago de extorsiones a los comerciantes de la capital del departamento del Caquetá y a la comunidad de las zonas rurales”.

El centro de investigación InSight Crime divulgó hace algunas semanas un informe en el que dice que los grupos disidentes de las ya desmovilizadas FARC son actores clave en las redes del narcotráfico y el crimen organizado surgidas tras el acuerdo de paz con el Gobierno colombiano en 2016.

El pasado 16 de mayo, ocho disidentes de la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) murieron durante un bombardeo de las fuerzas militares y en combates posteriores en una zona selvática estratégica para el narcotráfico en el sur de Colombia, informó Luis Carlos Villegas.

Las disidencias de las FARC que no se acogieron al acuerdo de paz firmado en el 2016 con el presidente Juan Manuel Santos se han convertido en una amenaza para la seguridad del país sudamericano, según fuentes del Gobierno.

La operación militar se realizó en una zona rural del municipio de Puerto Asís, en el departamento del Putumayo, en donde tiene presencia una disidencia del frente séptimo de las FARC que no aceptó los términos del acuerdo de paz.

El pacto, que fue negociado durante unos cuatro años en Cuba, ha permitido reducir la violencia del conflicto armado de más de medio siglo, el de mayor duración de América Latina, que dejó unos 220 mil muertos y millones de desplazados.

Leer más: Mueren once disidentes de las FARC en combate con Ejército de Colombia

Con información de EFE

HVI