CLIMA Y FENóMENOS NATURALES

A un año de la inundación en hospital de Tula, familias recuerdan a víctimas con misa

Murieron 14 pacientes COVID internados en el hospital del IMSS luego de que la falta de energía eléctrica, indispensable para sus respiradores, falló

  • La Conagua está realizando trabajos para ampliar el cauce del río Tula

La noche del 6 y primeras horas del 7 de septiembre de 2021, en la ciudad de Tula, en Hidalgo vivieron una noche trágica debido a fuertes tormentas que ese día azotaron tanto el Valle de México y el Valle del Mezquital, un torrente de aguas negras rebasó la capacidad de dos ríos de la zona, El Rosas y Tula. Sus caudales inundaron todo a su paso, más de 31 mil familias se quedaron sin casa y en el hospital general del IMSS de Tula, 14 pacientes murieron por fallas en la electricidad, que afectaron sus respiradores, eran pacientes COVID.

N+ te recomienda Habitantes de Tula exigen “Ni una inundación más”

Hoy familiares de esos pacientes los recordaron afuera del hospital, mientras que en la zona persisten los impactos de la peor tragedia de la región. 

La inundación más severa en casi medio siglo en Tula, Hidalgo, arrasó con los bienes de miles de personas.  

“El 6 y 7 de septiembre del año 2021, que hubo lo de la inundación, nos afectó muchísimo, no pudimos rescatar absolutamente nada”, dijo Ángeles Zamora, damnificada de Tula, Hidalgo.

“Se oía el tronadero de puertas, de ventanas, los gritos de desesperación de toda la colonia”, agregó la señora Angélica.

“Lo que hice fue subirme al techo de acá, para ver si me rescataban, poco a poco se empezó a ver cómo se iba destrozando todo”, comentó el señor Édgar Apatía.

Una tragedia que será recordada por la muerte de 14 pacientes COVID internados en el hospital del IMSS y que fallecieron a falta de energía eléctrica, indispensable para sus respiradores.

“Ese día tuve la oportunidad de hacer una video llamada con él el día 6 en la noche, lo vi cansado lo vi débil, porque tenía un ventilador. Me decía que no me fuera, porque él ya iba a salir, pero no me imaginé que él perdiera la vida”, agregó Angélica María Ortiz Martinez, viuda de uno de los fallecidos en la clínica del IMSS de Tula.

A un año de la inundación en hospital de Tula, familias recuerdan a víctimas. FOTO Redes Sociales @rociotirado

Al cumplirse un año, según el Gobierno municipal, además de las viviendas y vialidades afectadas, la línea de conducción de agua potable que abastecía a 7 colonias y 8 fraccionamientos quedó destruida. Se estima que 25% de la población perdió todo su patrimonio, como ocurrió con las casas de 85 familias del fraccionamiento rancho Chapultepec que quedaron casi en escombros, en este lapso, los damnificados dicen que solo han recibido apoyos de 10 mil pesos, algunos electrodomésticos, una base y un colchón por vivienda.

La Conagua está realizando trabajos para ampliar el cauce del río Tula, con lo que pretende evitar una nueva inundación en el Valle de Mezquital. especialistas y los habitantes no consideran que sean suficientes para evitar una nueva tragedia.

“Lo que están haciendo en Conagua es adecuar. El río Tula para recibir las aguas negras del Valle de México, eso es lo que pasó el 6 de septiembre, querían proteger el Valle de México de inundaciones, entonces en vez de dejarlo estancar en las calles del Valle de México lo mandaron todo de un golpe hacia el río Tula en el Valle del Mezquital”, agregó Dean Chahim, ingeniero Civil. 

“Sí hay veces que sí nos dicen que el nivel del río sube y  sí me da miedo por esa parte, no quiero poner en riesgo nuestras vidas y que se nos venga el techo encima o algo así”, concluyó la señora  Ángeles Zamora.

Con información de Iván González, y Enrique de la Mora, de N+ Focus, y Bertha Alfaro

KAH