Familias acuden a casas de empeño por ‘la cuesta de enero’

Familias acuden a empeñar objetos para enfrentar gastos de enero (Noticieros Televisa)

Primera semana del año y muchas familias recurren al empeño de objetos para salir adelante de la llamada “cuesta de enero”.

“Pues para que les alcance más a las personas, nos alcance más, viene la cuesta de enero y estamos muy gastados todos”, dice Nereida Olán, ama de casa.

“Yo en particular vengo y empeño cuando tengo una necesidad, poco a poco hay que irlo juntando para venir a sacar, en esta fecha vengo yo a sacar, ahorita vine a desempeñar aretes, dicen un tiempo se va y a otro tiempo se viene y así hay que hacerle, uno tiene que apoyarse con lo que tenga, para eso son las cosas”, mencionó María del Refugio Morales.

Lo que más se empeña, joyas, principalmente aretes, cadenas y anillos.

Aunque también reciben electrodomésticos y autos.

En el Monte de Piedad, una de las casas de empeño más antiguas del país, tan solo en diciembre se realizaron más de 700 mil préstamos prendarios.

En todo un año llegan a realizar hasta 10 millones de préstamos equivalentes a más de 27 mil millones de pesos.

“Yo creo que siempre es bueno, por la cuestión de que si te saca del apuro, vengo a reempeñar y sacar mi prenda, sí es confiable, lo hemos hecho en mi familia”, indica Araceli Martínez, empleada.

Hay quienes deciden ahorrar y evitar el empeño a toda costa.

“La verdad yo opino que si no tenemos dinero no hay que comprar, yo no soy de la idea de empeñarme para poder sacar algún producto, ¿nunca en su vida ha empeñado?, nunca, no me gusta esa sensación de sentirme empeñada”, afirma Idalmira Jordan, maestra.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emitió información sobre cómo elegir la mejor casa de empeño.

Recomiendan:

– Tener en cuenta todos los costos que se involucran en un empeño y preguntar por todo: tasa de interés, comisiones, avalúo, gastos de almacenaje, seguro contra robo.

– La tasa de interés anual.

– Preguntar las condiciones del préstamo, cuantas renovaciones al contrato puede haber.

– Cerciorarse de la validez de la casa de empeño.

Según la Condusef, 19 por ciento de los mexicanos que solicitan un préstamo lo hacen en casas de empeño.

Con información de Susana López

JLR