Familiares y amigos dan último adiós a víctimas de Santiago Jamiltepec

Familiares y amigos dan último adiós a víctimas de Santiago Jamiltepec

Familiares y amigos dan último adiós a víctimas de Santiago Jamiltepec. (EFE)

Sara María Dolores Vázquez Santiago de 45 años de edad, fue la última de las víctimas del accidente del helicóptero militar en Jamiltepec, Oaxaca, que fue sepultada.

Este domingo, familiares, amigos y vecinos la despidieron en el panteón municipal, después de celebrar una misa.

Sara, junto con sus tres hijos y su esposo, se encontraba en el campo de aterrizaje de la Colonia Aviación, la noche del viernes, cuando desplomó el helicóptero en el que viajaba el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida y el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat.

“Estábamos afuera en el campo, porque mi casa está partida, la casa de mis vecinos igual, porque la de mi familia igual y por miedo a que se nos cayera encima nos salimos al campo. Unos minutos antes que pasara lo ocurrido fue desastroso. La verdad, yo vi cuando el helicóptero venía sobre nosotros, vi como mi mamá se murió, mi prima, sin piernas, mis tías”, dijo Miguel Ángel Flores Vázquez, hijo de víctima.

Miguel, fue el único miembro de la familia de Sara que quedó ileso. Su papá y sus dos hermanos están hospitalizados por las lesiones que sufrieron tras el impacto del helicóptero de la Fuerza Aérea.

“Yo corrí al lado contrario, no corrí al lado del helicóptero que se estrelló, por eso me salvé, además porque me tiré al suelo, el helicóptero me pasó encima, el helicóptero iba brincando, cuando chocó con la Urban pasó por arriba de mí, no sé cómo me salvé, todo fue tan rápido. Las personas que estaban a mi lado fallecieron”, narró Miguel Ángel Flores Vázquez, hijo de víctima.

En total, 13 personas murieron y 15 más resultaron lesionadas.   

Este domingo, en el Centro de Educación Preescolar Jamilli, se colocó un moño negro, en señal de luto.

En esta escuela estudiaba Yuli González de cinco años de edad, en el tercer grado. Junto con su mamá, Eva González, perdieron la vida, tras el impacto de la aeronave.

“Yuli era muy alegre, era una niña muy solidaria con sus alumnos y sobre todo, pues, jugaba demasiado y muy apreciada por todos sus compañeritos. Ella, con sus padres, sabemos que vino un temblor muy fuerte del cual, pues ellos trataban de estar ahí, pasar la noche, seguía temblando las réplicas eran muy fuertes”, señaló María del Carmen Ramírez Aguilar, directora del preescolar.

Todas las personas que murieron la noche del viernes eran habitantes de la colonia Aviación de Jamiltepec, que se habían reunido en el campo de aterrizaje para resguardarse de las réplicas, tras el sismo de 7.2 grados.

Este fin de semana concluyeron los peritajes por parte de la Procuraduría General de la República y la Comisión Investigadora Dictaminadora de Accidentes Aéreos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

“La cual, pues, van a verificar realmente qué fue lo que pasó y a determinar lo conducente. Precisamente tanto los peritajes que hacen, tanto las autoridades civiles como militares es para que se determine esa situación”, concluyó General Raúl Guereca Valenzuela, comandante de la 44 Zona Militar.

La tarde del domingo comenzó la remoción de las camionetas de pasajeros con las cuales chocó la aeronave militar la noche del viernes, tras su desplome en Jamiltepec, Oaxaca.

 

Con información de Jorge Morales

KAH

CARGANDO...