Facial Vampiro: Advierten aplicación de este peligroso tratamiento estético en México por inexpertos

FOTO: En 2018 ocurrieron dos contagios de VIH por aplicación del "Facial Vampiro", en Nuevo México. (Noticieros Televisa)

Desde hace tiempo, dermatólogos proponen a sus pacientes una terapia de hidratación y rejuvenecimiento de la piel a base de micro inyecciones de plasma extraído de la sangre del propio paciente.

Este procedimiento está siendo ahora aplicado por gente que no está preparada.

Se le conoce como “Facial Vampiro”, cuesta poco y puede traer consecuencias graves para la salud.

“Hay muchos que tristemente no son ni médicos, toman un diplomado en estética o medicina estética y se atreven a ofertar esto”, expuso Denise Vázquez, dermatóloga del Hospital General de México.

Para el “Facial Vampiro” se extraen seis tubos de 2.7 mililitros de sangre al paciente y se centrifugan por 8 minutos.

El plasma separado, se coloca e inyecta en el rostro al mismo tiempo de realizar en promedio, entre 48 y 75 mil micro punciones con un aparato que tiene entre 12 y 36 agujas.

“Siento como pequeños piquetes, pero son mínimos la verdad no duele, solo sientes la vibración del aparato yo lo hago como prevención para el envejecimiento”, apuntó Viridiana Rangel, paciente.

“Son agujas de distintas longitudes, desde .5 hasta 2.5 mm muy delgadas que perforan la piel y hacen un hoyito tal cual. La micro punción genera. Lo que nos mete en riesgo es aplicar el hemo derivado mal aplicado”, indicó Denise Vázquez, dermatóloga del Hospital General de México.

Al utilizar sangre para el procedimiento, deben ser médicos certificados quienes lo realicen.

“Sangre mal manejada sobre una piel que tiene estas micro punciones y la adquisición de todo tipo de infecciones ya sea vírales o bacterianas. Infección por Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH, hepatitis B, C, infecciones por micro bacterias resistentes a muchos antibióticos y que nos generan infecciones en la piel difíciles de tratar muchas veces”, comentó Denise Vázquez, dermatóloga del Hospital General de México.

En 2018 ocurrieron dos contagios de VIH entre clientas de un spa de Nuevo México, Estados Unidos, que se sometieron a la terapia.

En México hasta ahora, no se han detectado casos.

“De repente tenemos mucha publicidad en internet, en donde te ofrecen el tratamiento por 200, 300 pesos y lo que hacen es que lo hace un personal que no está capacitado, te lo realizan en 10, 15 minutos. Para ahorrar material, esta puntita. La meten a la misma bolsita se la entregan a la paciente y le dicen para la siguiente que vengas traes tu puntita, eso no se debe de hacer, es material desechable que de acuerdo a las normas oficiales tenemos que desechar”, apuntó Elizabeth Toledo, médico dermatóloga.

“Viri, te voy a enseñar que la puntita que ocupamos contigo va a ser desechada como todo en el bote rojo”, apuntó Carolina, enfermera cosmetóloga.

La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios, la Cofepris, que debe regular los sitios donde se realizan estos procedimientos, no aceptó hablar de este tema.

Con información de Elizabeth Mavil.

LLH