Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Fábrica de fake news rusa revela la forma para influir en elecciones

Una persona usa la aplicación de Twitter en una tableta (Getty Images)

Vitaly Bespalov, extrabajador de una fábrica de fake news rusa en San Petersburgo creaba 20 noticias falsas por día para influir en el conflicto ucraniano y borrando cualquier rastro de presencia rusa.

“Estas personas, como nosotros hablamos ruso, por lo general confían en personas que hablan ruso. Nosotros, no queremos que el FBI nos arreste”, dijo Dmitry Volkov, CEO de Grupo- IB.

Grupo IB nació en 2004 y son pioneros descifrando agresiones rusas.

Son cazadores de hackers rusos. Rastrean el código que usan los cibercriminales para atacar instituciones e investigan quién está detrás de las amenazas que llenan la red. En este caso se trata de la banda de criminales Crone, acusados de estafar cientos de dólares en bancos rusos a través de celulares.

Incluso, en tiempo real, estos investigadores con base en Moscú son capaces de detectar el número de ataques que sufre una empresa o institución. Se ve cómo comprueban si están suplantando la identidad de una compañía mexicana.

“Identificamos páginas que parecen oficiales como ésta de AEROMEXICO (empresa mexicana) pero, de hecho, es una página para robar datos de clientes. Hay cientos de miles de páginas así que afectan a las compañías en todo el mundo”, mencionó Nikolas Palmer, director de Negocios Internacionales.

El cibercrimen, la guerra de información y ataques a infraestructuras estratégicas, pueden bloquear un país entero. Especialmente en época de elecciones o grandes eventos, los Estados se convierten en suculentos objetivos de criminales o campañas de desprestigio.

Leer más: ¿Cómo opera Cambridge Analytica?

El gobierno ruso está en el punto de mira por su supuesta intervención durante las campañas estadounidenses, no solo eso, también durante la campaña del Brexit. Se le acusa de intentar intervenir con noticias falsas.

Desde San Petersburgo varios medios señalan directamente a empresas, cuyos propietarios son oligarcas muy cercanos a Vladimir Putin. Dicen que en esas empresas se intenta intervenir en la política internacional.

Uno de ellos es Vitaly Bespalov y trabajó en una de las famosas granjas de noticias de San Petersburgo.

“Creaba 20 noticias falsas por día para influir en el conflicto ucraniano y borrando cualquier rastro de presencia rusa. Cuando el proyecto cerró me dieron una tarjeta de celular para crear cuentas falsas y difundir bulos”, mencionó Vitaly Bespalov, extrabajador de una fábrica de fake news rusa en San Petersburgo.

Ganaba unos 700 dólares al mes y trabajaba con cerca de 200 personas más, finalmente decidió dejar el trabajo

La guerra de la desinformación se está librando en la red y por el momento expertos hackers y analistas no se ponen de acuerdo en la capacidad de influencia que pueden tener las fake news.

“Si alguien espía contra un partido político, sobre cómo hacer que la gente cambie de opinión, o para influenciar a alguien”, dijo Dmitry Volkov, CEO de Grupo- IB.

Aunque es un fenómeno nuevo y las consecuencias se están analizando, lo que sí que es cierto, es que cualquier país puede ser objeto de un ataque cibernético o campañas de desprestigio, con el propósito de intervenir en sus decisiones.

Con información de Leticia Álvarez

HVI