#ExplosiónTlahuelilpan

Explosión en Tlahuelilpan: A un mes de la tragedia

Explosión en Tlahuelilpan: A un mes de la tragedia

Foto: Se cumplió un mes de la explosión ocurrida en un ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo. (Notimex)

Decenas de familiares de las víctimas que murieron por la explosión en Tlahuelilpan regresaron a la parcela de San Primitivo, para recordar al hijo, al padre, a la esposa, al hermano o al amigo desaparecido desde el pasado 18 de enero.

“Yo perdí a uno de mis hijos, no lo he podido encontrar, hemos estado yendo al Semefo y nomás nos dicen que están trabajando, a lo mejor yo desconozco de la materia a lo mejor si es algo tardado, pero pues la verdad yo desde ese día él desapareció aquí en este predio y no lo he podido localizar”, señaló Martín Trejo, padre de Martín Alfredo Trejo.

En el alfalfar donde hay una enorme zanja, las familias de los muertos y desaparecidos decidieron echarle tierra al canal para resguardar el lugar donde aún creen que hay algún resto de sus seres queridos.

Antes colocaron decenas de cruces en su memoria.

“Nosotros queremos que esto que se está haciendo con esta maquinaria con estos tractores para que los restos que hayan quedado, cenizas pues ya queden ahí ocultas porque si ustedes ven se viene el tiempo de agua entonces el agua se lleva lo que hay”, comentó Martín Trejo, padre de Martín Alfredo Trejo.

Hubo un rosario por los que aún están desaparecidos.

“Son dos, dos hijos que perdí y me duele mucho porque eran los que estaban conmigo. Es muy doloroso esto que pasó porque no hay solución que todavía de todo que hay que ponernos en manos de Dios”, dijo Virginia Corona Cruz, habitante de Tlahuelilpan.

Por la tarde se ofició una misa en la parroquia de San Francisco de Asís. La misma donde se realizaron misas de cuerpo presente para los cuerpos que lograron ser rescatados del fuego.

“Estas memorias, esta celebración mensual tiene ese sentido, confortar, anhelar, dar esperanza y pues también retomar la vida. Es expresar su dolor, expresar ese vacío, yo creo que no es nada agradable pensar, sobre todo en la forma de morir y en el vacío que queda repentinamente en la casa”, indicó José Marcelino Valdés, sacerdote de Tlahuelilpan.

A un mes de la tragedia en Tlahuelilpan, Hidalgo, se realizó una misa en la parroquia de San Francisco de Asís para recordar a las personas que murieron y desaparecieron en la explosión.

Los días han pasado y el dolor no se supera, la resignación no llega y el recuerdo sigue latente en cada uno de los pobladores.

“También falleció un nieto, pero él sí estuvo íntegro él, estuvo en Pachuca y allá falleció, viernes, a los 8 días de la tragedia. Es nuestra fuerza, nuestra fortaleza porque se imagina el dolor tan grande que la pérdida de mi nieto, no fue para menos pero aun así aquí estoy”, indicó Estela Jiménez, familiar de una víctima.

En la iglesia, aquellas personas que perdieron a un ser querido encuentran la fortaleza para continuar con su vida, que por un momento pareció no tener sentido.

“Unos amigos de mi hijo perdieron la vida ahí en el accidente, la verdad pues nos frecuentaban mucho en la casa y nos duele, aunque no es mi hijo, pero yo creo que sí, refuerza los ánimos de salir adelante a los familiares, estoy con sus mamás de los jóvenes amigos de mi hijo”, apuntó Abel Serrano, habitante.

“La vida sigue para nosotros porque pues sí, la que está un poquito más mala es mi hija, la mamá de mi nieto y yo gracias a mi dios y a mi madre aquí ando, ayudándole a mi hija, dándole fuerzas para que ella pueda salir adelante que es un dolor que no se supera luego”, señaló Estela Jiménez, familiar de víctima.

El próximo domingo, el arzobispo de Tulancingo y el obispo de Tula celebrarán una misa especial donde se entregarán 130 rosarios que fueron enviados desde El Vaticano por el papa Francisco.

Con información de Bertha Alfaro.

LLH

CARGANDO...