Exfuncionaria de Colima fue amenazada por ‘destapar’ monopolios en concesiones de transporte

Durante dos años, en los que Gisela Méndez estuvo al frente de la Secretaría de Movilidad, trabajó en la regularización de dos mil 200 taxistas, además de microbuses y autobuses de transporte colectivo. (Foto: Noticieros Televisa)

La violencia de género en Colima es un problema grave e incluso puedo decir que en estos momentos estamos en alerta de violencia de género porque han incrementado los asesinatos de mujeres, tan solo en el 2017 se dieron 74”, alertó Clementina Nava Pérez, del Centro de Apoyo a la Mujer.

Una de las víctimas de violencia verbal y física es Gisela Méndez, ella era secretaria de Movilidad de Colima, pero se vio obligada a renunciar el 6 de abril pasado.

En nuestra sociedad colimense es muy fácil para los hombres tener credibilidad y calumniar, aun sin pruebas, y es muy difícil para una mujer tener esa credibilidad y responder a esas calumnias aun con las pruebas en la mano”,denunció Gisela Méndez, exsecretaria de Movilidad de Colima.

Durante dos años, en los que Gisela Méndez estuvo al frente de la Secretaría de Movilidad, trabajó en la regularización de dos mil 200 taxistas, además de microbuses y autobuses de transporte colectivo.

Es la primera ocasión en la que el gobierno hacía una revocación masiva de concesiones y nosotros calculamos que atrás de eso había un mercado de entre 80 y 100 millones de pesos”, dijo.

La exfuncionaria asegura que puso al descubierto grupos que monopolizaban las concesiones de transporte, comprando los derechos en menos de 40 mil pesos para después revenderlos hasta en un millón 200 mil pesos.

Lo que pasa es que no puedes sacarla, nada más puedes rentarla, se las dan nada más a los que ya tienen años, tener taxis es negocio, teniendo cinco o seis, ya vienes recogiendo como 100 mil pesos al mes, por lo regular, cada dueño recoge como 18 mil pesos mensuales”, afirmó un taxista de Colima, quien habló bajo condición de anonimato.

 “Creo que es el combate a la corrupción y la facilidad de poder atacar a una mujer”, reiteró la Gisela Méndez, exsecretaria de Movilidad de Colima.

Luego de ser amenazada en persona y a través de redes sociales, Gisela fue violentada por un chofer.

Él se paró y me dijo que lo que yo necesitaba era descansar, me tomó del cuello en un movimiento como para torcerlo y yo llegué a sentir sus dedos apretando de una forma bastante violenta, fue la primera vez que en mi mente dije ‘si no hago algo estoy muerta’”, relató la exfuncionaria.

La Comisión de Derechos Humanos de Colima inició una investigación de oficio sobre el caso de Gisela Méndez y podría emitir una recomendación a las autoridades de procuración de justicia.

“Que sea puntual en la Procuraduría, que se castigue a los responsables para que se repare integralmente el daño, tanto físico como psicológico, pero también las indemnizaciones”, exhortó Sabino Hermilo Flores Arias, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Colima.

  • De 2003 a 2008, en Colima se registraron en promedio 3.7 homicidios dolosos contra mujeres al año.
  • De 2009 a 2015 esta cifra aumentó hasta alcanzar 14.4 mujeres asesinadas al año, es decir, más de una mujer muerta al mes.
  • Estos crímenes incrementaron a partir de 2016 cuando se registraron 60 mujeres asesinadas al año, es decir, cinco al mes.
  • Y en 2017 hubo 74 mujeres asesinadas, esto es el equivalente a 6.1 mujeres muertas al mes.

En Colima el machismo es exacerbado, hay patrones culturales de machismo muy arraigados en la sociedad y esto que estamos viviendo con el caso de la licenciada Gisela Méndez es una muestra de ello, sufrió agresiones psicológicas y agresiones físicas, incluso amenazas de muerte”, detalló Clementina Nava Pérez, del Centro de Apoyo a la Mujer.

También lee: Exfuncionaria de Colima no denunció agresión física, aclara Gobierno

Con información de Francisco Santa Anna

LHE

CARGANDO...