Exfiscal venezolana Luisa Ortega denuncia que ejecución de Oscar Pérez fue ‘extrajudicial’

Luisa Ortega, exfiscal general de Venezuela. (EFE, archivo)

La muerte del expolicía Óscar Pérez fue una “ejecución extrajudicial”, acusó la exfiscal venezolana Luisa Ortega, mientras la familia del helicopterista abatido negó autorización para cremar el cadáver.

De acuerdo a reportes extraoficiales el cuerpo de Pérez entró a la morgue de Bello Monte la tarde del lunes, pocas horas después del operativo en que con otros cinco rebeldes fue abatido a las afueras de Caracas.

La muerte de quien atacó el 27 de junio desde un helicóptero instalaciones del ministerio del Interior y luego del Tribunal Superior de Justicia, fue confirmada 24 horas después.

En diciembre el grupo tomó una unidad de la Guardia Nacional para hacerse de armas y municiones, lo que mereció la orden del presidente venezolano Nicolás Maduro para dar “plomo” a los rebeldes y que fueran tratados con tolerancia cero.

Luego del operativo en que se cumplió la instrucción presidencial, la esposa de Perez, Danahis Vivas, exigió “al gobierno de Venezuela que permita identificar el cuerpo de Óscar Pérez. No autorizamos su cremación.

Empero, al final del martes seguía sin haber información sobre el destino de los restos del exinspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística (CICPC), de 36 años de edad.

Vea también: Policía venezolana redobla vigilancia en morgue donde está cuerpo de Oscar Pérez

Mientras tanto, la exfiscal general Luisa Ortega dijo que se trató de una “ejecución extrajudicial”, misma que queda evidenciada por los videos que Pérez subió a su cuenta de Instagram en la que denunciaba que no se le permitía rendirse.

“Qué más evidencia quiere la ONU y la Corte Penal Internacional (CPI) que el testimonio del inspector Óscar Pérez manifestando su rendición y pidiendo salvar la vida de los presentes, el cual culminó con una ejecución extrajudicial vista por el mundo entero”, manifestó en un video difundido en sus redes sociales.

“El mundo pudo ver en tiempo real cómo este joven se rindió y manifestó su disposición a entregarse, lo que fue ignorado por los cuerpos de seguridad pues la orden fue asesinarlo”, dijo Ortega y agregó que eso muestra que el Ejecutivo de Maduro es un gobierno “genocida”.

Mientras tanto la legislativa Asamblea Nacional, disminuida en sus atribuciones por la Asamblea Nacional Constituyente, aprobó investigar la “oscura” operación en que murió el grupo de rebeldes.

La diputada Delsa Solórzano, jefa de la Comisión de Política Interior, dijo que con la información disponible, hubo una “ejecución extrajudicial” en la muerte de los rebeldes.

También dijo que la investigación deberá determinar las versiones de que en el operativo actuaron civiles miembros de colectivos armados que defienden a la Revolución Bolivariana.

“LA ORDEN ES MATARTE”

La fuerza de asalto que atacó al expolicía insurgente venezolano Óscar Pérez tenía la orden de matarlo, dijo el mismo Pérez a un aliado antes de morir, según publicó hoy El Nuevo Herald.

“No vamos a negociar; la orden es de matarte, relató al diario un integrante no identificado del movimiento venezolano opositor Resistencia, que estuvo en contacto telefónico con el expolicía desde el inicio de los eventos del lunes en un barrio cercano a Caracas.

Según el diario, Pérez le dijo a la fuente que trató de negociar su entrega con el mayor de la Guardia Nacional que comandaba las fuerzas del régimen de Nicolás Maduro que lo tenían rodeado, pero eso no funcionó.

“(Pérez) me dijo que había sido el mismo mayor el que les anunció que no iban a tomar a nadie con vida (…) y después se despidió”, señaló la fuente.

Vea también: Maduro asegura que todo grupo terrorista tendrá el destino de Oscar Pérez

Antes de morir en uno de los videos que circulan en internet transmitidos el lunes por la mañana se escucha a Pérez gritarle al mayor de la Guardia Nacional que su intención era entregarse.

El gobierno venezolano confirmó el martes la muerte de Pérez tras una operación policial que dejó un saldo de nueve muertos, lo que avivó las denuncias sobre la violación de los derechos humanos en el país.

El ministro de Interior, Néstor Reverol, informó en televisión que un grupo de “terroristas” liderados por Pérez cometió una agresión que puso “en riesgo la vida e integridad de los funcionarios”, dos de los cuales fallecieron en enfrentamientos.

Con información de Notimex 

AAE