Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Evo Morales denuncia matanza de civiles en Bolivia

El expresidente ofreció un mensaje este miércoles 20 de noviembre desde la Ciudad de México, donde proyectó un video que califica como golpista al gobierno de Jeanine Áñez
Evo Morales denuncia matanza de civiles en Bolivia (Cuartoscuro/Pedro Anza)

Evo Morales, expresidente de Bolivia asilado en México, denunció que el gobierno interino de Jeanine Áñez en Bolivia usa los recursos de las fuerzas armadas para matar a civiles que se movilizan de forma pacífica y calificó esos actos como una matanza.

Te recomendamos: OEA pide que elecciones en Bolivia sean lo antes posible

El expresidente ofreció un mensaje este miércoles 20 de noviembre desde la Ciudad de México, donde proyectó un video que califica como golpista al gobierno de Jeanine Áñez.

Dijo que ha ocurrido una masacre en su país y que el Palacio Quemado, en La Paz, está rodeado de tanques y efectivos de las fuerzas armadas.

Detalló que su gobierno equipó a las fuerzas armadas para atender desastres  naturales y ahora usan ese equipamiento contra el pueblo. Denunció que se usan helicópteros oficiales para matar a civiles.

Cuando llegamos al gobierno, las Fuerzas Armadas apenas tenían un helicóptero. Les hemos dejado 25 helicópteros y hemos decidido equiparlos, (pero) nunca he pensado que las Fuerzas Armadas iban a usar ese equipamiento contra el pueblo”, señaló.

Metiendo ráfagas contra el pueblo, movilizado pacíficamente (..) desde lunes hasta el día de ayer, 30 muertos de bala”.

Evo Morales denunció que más de 30 personas han sido asesinadas, más de 100 han sufrido heridas y mil 186 han sido detenidas en Bolivia desde que él renunció a la Presidencia.

Están matando a mis hermanas y hermanos, hasta el día de mi renuncia había cero muertos”, expresó Morales.

El expresidente boliviano destacó que se está cometiendo “una matanza, pues las fuerzas militares y políticas tienen “una carta blanca para matar” que les dio “el gobierno de facto”.

Acusó que quien encabezó el golpe de Estado viene del “falangismo y las dictaduras militares, y al mismo tiempo señaló que la Organización de Estados Americanos (OEA) y su presidente Luis Almagro también participaron para generar su salida de la presidencia de Bolivia.

Evo Morales afirmó que quienes están en contra del proyecto que él encabeza pasaron del “racismo al fascismo al quemar las casas de los dirigentes de su movimiento, además de instituciones pues no están de acuerdo con sus políticas económicas.

El fondo de este conflicto político, nuevamente quiero ratificar, nuestro mayor delito, es haber nacionalizado los recursos naturales, que nuestro proyecto político de liberación ideológica, programática, social y cultural y sobre todo económica ha demostrado que hay otra vía para resolver nuestros problemas económicos y el desarrollo de nuestro pueblo”.

Además, llamó a la pacificación de su país para evitar la muerte de más bolivianos e indicó que recibe mensajes donde se señala que los ciudadanos están afirmando en tono de burla, era mejor con la dictadura de Evo sin muertos, pues la democracia de la derecha en seis, siete días, treinta muertos ha dado.

Morales pidió que se realicen elecciones nuevamente en su país y dijo que está dispuesto a no ser candidato de nuevo con tal de generar la paz en Bolivia.

Respecto a su regreso, indicó que él quiere volver a su país, pero que desde Estados Unidos han una negativa para que retorne.

Estados Unidos no quiere que vuelva a Bolivia y obviamente expresan a la derecha golpista que no vuelva y le están pidiendo a la iglesia a las Naciones Unidad, ‘que no vuelva Evo’, me hace recordar cuando me expulsaron como diputado”, acusó.

Violencia en Bolivia

Ayer, tras un operativo de las fuerzas conjuntas para despejar el acceso a una refinería murieron tres personas y 30 más quedaron heridas.

Jeanine Áñez, que fue senadora opositora al Gobierno de Evo Morales, cumple este martes una semana como presidenta interina de Bolivia, y su Gobierno aún no logra darle pronta solución a la compleja situación de orden público ni fijar un rumbo sobre el futuro político del país.

Los permanentes bloqueos y disturbios en varias ciudades del país y los fuertes enfrentamientos entre seguidores de Evo Morales y la Policía y el Ejército han incendiado más la crisis, mientras organismos de derechos humanos locales y extranjeros urgen a ambas partes a detener la violencia.

Mientras varias familias lloran por los 27 muertos de un conflicto, que temen se convierta en una guerra civil.

Plazo de dos días

El Gobierno interino que encabeza la presidenta Jeanine Áñez endureció el pulso con la Asamblea Legislativa, donde el Movimiento al Socialismo (MAS) es mayoría, que aún no ha debatido sobre una nueva ley electoral para llamar a nuevos comicios y le fijó como plazo dos días para que aborde el tema con urgencia.

El ministro interino de la Presidencia, Jerjes Justiniano, señaló que, luego de una semana desde que Áñez asumió la Presidencia provisional, “existe preocupación” porque no hay aún “una ley electoral modificatoria del Régimen Electoral y eso no depende del Ejecutivo, depende del Legislativo que no puede sesionar, que no puede funcionar”.

“Cada día que pasa es un día menos del plazo que tenemos”, dijo sobre el límite constitucional de 90 días que está establecido para llamar a nuevos comicios y aseguró que el Gobierno interino no busca prorrogar su mandato más allá de lo estipulado por la ley boliviana.

En ese sentido, Justiniano explicó que si vence el plazo se llamará a elecciones mediante un decreto, “es una de las probabilidades, pero es la última que estamos manejando (…) queremos seguir esperando la decisión, que esto sea parte de la Asamblea Legislativa”.

Con información de FOROtv

MLV