Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Asamblea legislativa de Bolivia recibe carta de renuncia de Evo Morales

Una senadora opositora podría asumir la presidencia de Bolivia tras la renuncia de Morales, quien abandonó el poder presionado por la oposición y las Fuerzas Armadas
Noticieros Televisa FUENTE: notimex DESDE: LA PAZ, Bolivia
Asamblea legislativa de Bolivia recibe carta de renuncia de Evo Morales (Reuters)

La Asamblea legislativa de Bolivia recibió el lunes la carta de renuncia del presidente saliente Evo Morales, informó la Vicepresidencia del Estado.

Te recomendamos: México pedirá reunión urgente de OEA por crisis en Bolivia, dice Ebrard

Mi responsabilidad como presidente indígena y de todos los bolivianos es evitar que los golpistas sigan persiguiendo (…) Para evitar todos estos violentos sucesos y vuelva la paz social, presento mi renuncia”, señaló Morales en el escrito al que accedió Reuters.

La remisión de la carta se realizó luego de que Morales confirmara su renuncia por medio de una declaración grabada que fue difundida la tarde de este domingo.

En el texto, el mandatario renunciante condena que en Bolivia se siga “hostigando y persiguiendo” a indígenas, dirigentes y autoridades de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS).

Hoy es el momento de la solidaridad entre nosotros y nosotras, mañana será el momento de la reorganización y el paso al frente de esta lucha que no termina con estos tristes sucesos”, señala otro fragmento.

La nota, que destaca varios de los logros de su gestión, menciona la consigna de “resistir” y finaliza con la arenga “¡Patria o Muerte!”.

A la carta del mandatario también se suma la del vicepresidente del país y presidente de la Asamblea Legislativa de Bolivia, Álvaro García Linera, que apunta que se dimitió “obligado” por un golpe de Estado y por “fuerzas oscuras que han destruido la democracia”.

Todavía se espera que el Legislativo convoque a una sesión extraordinaria para elegir a un sucesor que podría ser la senadora de la opositora Unidad Demócrata (UD) Jeannine Áñez, que es también la segunda vicepresidenta del Senado.

Añez es la principal opción en la cadena de sucesión constitucional tras la renuncia de García Linera, la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, y el primer presidente del Senado, Rubén Medinaceli, todos miembros del partido oficialista.

La Organización de Estados Americanos (OEA) difundió el domingo un informe advirtiendo de graves irregularidades en las elecciones del 20 de octubre tras las que Evo Morales fue proclamado vencedor para un cuarto mandato consecutivo hasta 2025.

Morales seguidamente anunció nuevas elecciones con un nuevo órgano electoral, pero la oposición y comités cívicos respondieron que la única salida era su renuncia, la tensión fue aumentando en el país y en horas de la tarde comunicó que dejaba el poder.

En su discurso de renuncia, acusó a la Policía de haberse sumado a un “golpe” para echarle del poder, cosa que ha sido negada por los líderes de la oposición y cívicos que encabezaron las protestas en su contra.

La dimisión del mandatario ocasionó además una cadena de renuncias de legisladores, ministros y autoridades regionales del partido oficialista.

CIDH expresa preocupación por crisis política

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este lunes su “profunda preocupación” por la “grave escalada” de violencia en Bolivia, en el marco de una crisis política y social que llevó a la renuncia del presidente Evo Morales.

En un comunicado fechado en Quito, donde realiza audiencias esta semana, la CIDH indicó que la situación en Bolivia se ha visto agravada por nuevos actos de violencia partidaria, en el marco de la cual se registraron hostigamientos, saqueos, incendios de autobuses y edificios municipales.

La convulsión social en el país deja al menos tres muertos y más de cuatrocientos heridos en enfrentamientos entre seguidores de Morales y quienes temían que se perpetuara en el poder.

La comisión, que celebra en Quito una serie de audiencias de varios casos de derechos humanos en América, condenó todo acto de violencia e hizo un llamamiento al Estado a garantizar el respeto a los derechos humanos de todas las personas sin distinción alguna de su ideología, pertenencia política o cargo.

Muy especialmente hace un llamado a que se respete el derecho a la vida, integridad y libertad personal, así como la libertad de expresión”, indica el comunicado.

Al mismo tiempo, la CIDH extendió un llamamiento a los actores políticos y sociales “a cesar todo acto de violencia por parte de organizaciones o movimientos ciudadanos”.

La comisión recuerda la obligación del Estado de investigar y sancionar a los responsables”, añade el escrito.

Finalmente, la CIDH destacó la importancia de que la actual crisis política y social sea resuelta con apego a Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia y por los canales democráticos para garantizar el pleno respeto al Estado de Derecho y a los derechos humanos de todas las personas.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia.

Con información de Reuters y EFE

MLV