Europa, en alerta por temporal de nieve

Un autobús circula por una carretera nevada en Suiza

Un autobús circula por una carretera nevada en Suiza. (EFE)

El Instituto Real de Meteorología de Holanda (KNMI) activó este lunes el código rojo debido al temporal de nieve que afecta al país y que obligó además a cerrar temporalmente el aeropuerto de Eindhoven (sur) y a cancelar varios vuelos desde el de Ámsterdam-Schiphol (centro), informó la televisión nacional NOS.

Este código, que se decreta cuando las condiciones meteorológicas extremas pueden causar gran perjuicio y perturbaciones, afecta a todo el país salvo a Groningen, Frisia, Drenthe y Limburgo, en el noroeste del país.

Las nevadas han comenzado a caer en la zona sur del país y se prevé que a lo largo del día y hasta bien entrada la noche se extiendan hacia el norte.

El temporal ha obligado a cerrar temporalmente el aeropuerto de Eindhoven, aunque el tráfico se ha reanudado durante la tarde, informó la compañía a través de las redes sociales.

En el aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol se han cancelado varios vuelos y la compañía recomienda a los pasajeros verificar el estado de su vuelo antes de dirigirse hacia el aeropuerto y de prever más tiempo de lo habitual para el viaje.

A primera hora de la tarde, se habían suspendido en ese aeródromo 430 vuelos, un tercio de todos los previstos para este lunes, precisó la radiotelevisión pública NOS.

La aerolínea holandesa KLM ha cancelado 300 vuelos europeos e intercontinentales, según el mismo medio de comunicación.

En cuanto al tráfico rodado, el Ministerio de Infraestructuras del país ha advertido de que la nieve provocará “condiciones muy peligrosas” en las carreteras y ha instado a la población a no utilizarlas.

La compañía ferroviaria nacional NS ha recomendado a los pasajeros regresar a casa lo antes posible puesto que esperan perturbaciones en las vías, lo que les ha llevado a adaptar ya sus horarios y ha obligado a reducir la frecuencia de los trenes interurbanos e incluso a cancelar algunas rutas. EFE

BRUSSELS AIRLINES CANCELA CASI TODOS SUS VUELOS DEBIDO A LA NIEVE EN BRUSELAS   

Por su parte, la aerolínea belga Brussels Airlines canceló hoy todos sus vuelos salvo ocho de larga distancia debido a los problemas generados en el aeropuerto internacional de Bruselas por la nieve caída en la capital belga, que ha provocado el retraso o la anulación de casi dos centenares de vuelos.

“Debido a las condiciones meteorológicas invernales en el Aeropuerto de Bruselas desafortunadamente hemos tenido que cancelar la mayor parte de nuestro programa de vuelos para hoy”, informó la compañía en la red social Twitter.

En su página web la empresa explicó que solo se mantienen ocho vuelos de larga distancia con destino a Kigali (Ruanda), Nueva York (Estados Unidos), Mumbai (India), Kinshasha (República Democrática del Congo), Accra (Ghana), Dakar (Senegal), Duala (Camerún) y Abiyán (Costa de Marfil).

La compañía ha tenido también que desviar varios de sus vuelos cuyo aterrizaje estaba previsto en el Aeropuerto Internacional de Bruselas a los aeródromos de Lieja, Charleroi, Düsseldorf (Alemania) y Luxemburgo.

También la aerolínea TUI fly ha desviado cuatro vuelos con destino a Bruselas, entre ellos uno con origen en Málaga y otro que despegó de Alicante, que aterrizarán en los aeródromos regionales de Lieja o Charleroi.

Las nevadas también afectan a Bélgica
Las nevadas también afectan a Bélgica. (AP)

El aeropuerto de Bruselas no puede recibir ningún vuelo al menos hasta las 18.00 horas de esta tarde, aunque los despegues se han reanudado a las 14.30 horas después de que los servicios de limpiezahayan despejado una de las pistas, según la agencia local belga.

En total, un centenar de vuelos sufren retrasos y otros 80 han sido anulados como consecuencia de los entre 3 y 15 centímetros de nieve caídos durante la mañana en la capital belga, lo que ha llevado al Aeropuerto de Bruselas a pedir a los viajeros que no acudan a las instalaciones salvo si su vuelo está confirmado.

La nieve también ha perturbado de forma importante el tráfico por carretera y el ferroviario.

Bélgica, un país de unos 145 kilómetros de ancho y 282 de largo, registraba en la mañana de este lunes más de 1.200 kilómetros de congestionamientos viales

y la mitad de la carretera de circunvalación de Bruselas se encuentra bloqueada, según recoge el diario local “Le Soir”.

Los conductores circulan a menos de 50 kilómetros por las autopistas y el hielo ha obligado a cerrar todos los túneles de la ciudad, que a estas horas ya han reabierto a la circulación.

La compañía nacional de trenes, la SNCB, ha indicado que la circulación ferroviaria es normal en la gran mayoría del entramado, aunque se han detectado problemas de adherencia a las vías en algunos puntos que han provocado retrasos.

La nieve también ha perturbado los servicios de transporte público en la capital, con desviaciones en algunas líneas de autobús.

En la capital belga se acumulan aproximadamente tres centímetros de nieve, caídos entre las 08.30 y 11.30 horas de la mañana del lunes.

Según los pronósticos del Instituto Real de Meteorología de Bélgica, se espera que el martes, miércoles y jueves caigan precipitaciones en forma de nieve o agua nieve en Bruselas y otros puntos del país, especialmente en la frontera sur con Francia.

En los próximos días se esperan máximas de entre 3 y 7 grados centígrados, según las partes del país.

MÁS DE 100.000 HOGARES EN FRANCIA, SIN ELECTRICIDAD POR LA BORRASCA “ANA” 

Más de 100.000 hogares en toda Francia, en el norte y el oeste del país, están hoy sin electricidad a causa del fuerte temporal “Ana”, informó la gestora de la distribución eléctrica en Francia Enedis.

Además de los cortes de electricidad, algunas de las principales carreteras de Nord Pas-de-Calais (norte de Francia) sufren congestionamientos desde esta mañana, de acuerdo con la concesionaria de autopistas Sanef, que pidió a los conductores que eviten esas carreteras, dado que se espera una acumulación de nieve de entre 5 y 15 centímetros.

En la zona de Pays de la Loire preocupan especialmente las fuertes rachas de viento que, según Météo France, oscilarán entre los 110 y los 130 kilómetros por hora, pudiendo alcanzar puntualmente los 161 kilómetros por hora en la isla de Ré, en el oeste.

El tráfico de trenes ha sufrido perturbaciones durante toda la mañana en esta zona, así como en Bretaña, el centro del país y la capital francesa, debido a la caída de árboles sobre las vías y a los cortes de electricidad, según la empresa pública de ferrocarriles SNCF.

Tormenta en Niza, Francia. (Reuters)
Tormenta en Niza, Francia. (Reuters)

Tormenta en Niza, Francia. (Reuters)

En total, hay 24 departamentos franceses en alerta naranja desde esta mañana, señaló hoy el Météo France.

Los fuertes vientos, las precipitaciones, las nevadas y las inundaciones previstas por el organismo durante el paso de la tormenta “Ana” le han obligado a elevar la vigilancia a un cuarto del territorio de Francia.

UN MUERTO Y CINCO HERIDOS LEVES EN PORTUGAL POR EL TEMPORAL          

Al menos una persona murió y otras cinco resultaron heridas leves durante el paso de la borrasca “Ana” por Portugal, donde se mantiene la alerta amarilla, indicó este lunes la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC) lusa.

En rueda de prensa, el portavoz de la ANPC, Luís Belo Costa, dijo que desde la tarde de este domingo hasta primera hora de hoy lunes se han registrado 3.187 incidentes relacionadas con el temporal, la mayoría de ellos en el distrito de Lisboa.

Las fuertes precipitaciones y vientos, que han llegado a superar los 100 kilómetros por hora en algunas zonas, han provocado la caída de casi 2.000 árboles. Como consecuencia, una persona murió y otras cinco resultaron heridas leves.

Además, agregó Belo Costa, otras 13 personas han tenido que ser desalojadas por daños en sus viviendas causados por el temporal, que provocó también 632 “caídas de estructuras” y 370 inundaciones, además de numerosos vehículos dañados.

Asimismo, causó interrupciones eléctricas y cortó varias carreteras, ya reabiertas en su totalidad.

La borrasca Ana, que “afectó a todo el país, de norte a sur”, se sintió especialmente en el centro y norte del país, en los distritos de Lisboa (con más de 500 incidentes), Oporto, Aveiro, Viseu, Braga y Coimbra.

El portavoz precisó que, “a pesar de haber pasado el periodo más crítico”, se mantiene la alerta amarilla “y consecuentemente la monitorización rigurosa” sobre la situación atmosférica.

La llegada de “Ana”, formada en el noroeste de la Península Ibérica, llevó a las autoridades portuguesas a situar ocho distritos del norte y el centro del país en aviso rojo al final de la tarde de este domingo, justo al inicio de las horas consideradas más peligrosas.

 

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...