EU permitirá demandas de estadounidenses contra firmas cubanas

La Habana, Cuba. (AP, archivo)

El Gobierno de Donald Trump permitirá demandas de ciudadanos estadounidenses contra firmas cubanas y otras entidades que están en una lista negra de Washington, pero por ahora mantendrá una veda a las acciones legales contra firmas extranjeras que hagan negocios en la isla comunista, dijo este lunes el Departamento de Estado.

Las acciones en cortes estadounidenses contra entidades cubanas se permitirán a partir del 19 de marzo, pero el Departamento de Estado mantendrá al menos hasta el 17 de abril una prohibición de demandas contra firmas extranjeras que usen propiedad confiscada en la década de 1960 por el Gobierno cubano, dijo el Departamento de Estado.

El secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, anunció este lunes que mantendrá suspendido durante un mes más el título III de la ley Helms-Burton, lo que en la práctica impide a los cubano-estadounidenses reclamar ante cortes de Estados Unidos. propiedades que les fueron expropiadas tras la Revolución cubana.

En un comunicado, Pompeo explicó que ha decidido continuar con la suspensión del título III porque está en el interés de Estados Unidos y acelerará una “transición a la democracia” en Cuba; pero explicó que la extensión tiene una excepción: podrán interponerse demandas contra aquellas compañías incluidas en una “lista negra”.

En esa “lista negra” de Estados Unidos figuran entidades que están “bajo el control” de la inteligencia cubana, de las Fuerzas Armadas o efectivos de seguridad, así como el personal que establece “transacciones financieras directas” que podrían dañar al pueblo cubano, según explicó el Departamento de Estado en su web.

En esa lista están incluidas instituciones como el Ministerio cubano de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior; así como gran cantidad de hoteles, como la cadena cubana de establecimientos turísticos Gaviota y establecimientos de ese grupo, como el Meliá Marina Varadero.

Personas sostienen banderas de EU y Cuba en La Habana. (AP, archivo)

Desde su creación en 1996, el título III de la ley Helms-Burton ha sido suspendido por todos los Gobiernos de Estados Unidos cada seis meses; pero, en enero, cuando tocaba renovar esa cancelación, el Gobierno de Donald Trump disparó todas las alarmas al suspender la provisión sólo durante 45 días.

La actual suspensión es de 30 días y expirará el día 17 de abril, detalló el Departamento de Estado en su nota.

Cuando la norma se aprobó hace 22 años, el bloque europeo y otros países con intereses empresariales en la isla se opusieron ferozmente porque temían que sus compañías fueran demandadas en Estados Unidos; y, por ello, la Unión Europea (UE) denunció a Washington ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La batalla concluyó con el compromiso de Estados Unidos de mantener el título III suspendido a cambio de la retirada de la querella.

Los exiliados cubanos de clase alta, mucho de los cuales ahora son ciudadanos de Estados Unidos y viven en Miami (Florida) y en otros lugares, han reclamado durante mucho tiempo la activación del título III con la esperanza de poder recuperar las fortunas que les fueron expropiadas tras la revolución cubana, hace 60 años.

El Gobierno de Donald Trump, contrario al “deshielo” con Cuba que inició su antecesor, Barack Obama, también ha amenazado en las últimas semanas con incluir a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado, de la que la isla salió en 2015.

En sus dos años en la Casa Blanca, Trump ha restringido los viajes a Cuba, ha reducido su personal diplomático y ha endurecido el embargo con más sanciones a los hoteles de la isla.

Con información de Reuters y EFE

AAE