Ciudadanos estadounidenses se manifiestan en contra de la ‘Tolerancia Cero’ de Trump

Estadounidenses se manifiestan en contra Tolerancia Cero

Son más de dos mil niños los que han sido ingresados en las últimas semanas a estos centros (GettyImages/Archivo)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió presión por parte de sus ciudadanos y no sólo de gobiernos y organismos internacionales ante su política migratoria ‘Tolerancia Cero’ que llevó a la separación de niños migrantes de sus familias.

En Brownsville, Texas, a unos metros de uno de los centros donde permanecen menores de edad retenidos por las autoridades, una familia estadunidense acudió a manifestarse en contra de la política migratoria.

María es ciudadana estadunidense e hija de migrantes mexicanos que llegaron a Estados Unidos hace más de 60 años.

“Estamos pidiendo justicia para los niños que están adentro de ahí, que no tienen a sus padres, hasta me hace llorar saber que están esos niños ahí”, explicó María Alegría, ciudadana estadunidense.

Con sus pancartas, expresaban su desacuerdo con el gobierno y lo acusaban de usar a los menores con fines políticos.

“Esta gente viene a pedir refugio y no los debemos estar arrebatando a los niños de las madres y los padres, estos niños son prisioneros políticos de este gobierno”, aseguró Ricardo Madrigal, ciudadano estadunidense.

“Yo tengo una niña de siete años. No me puedo imaginar que nos separen y la pongan a ella en un cuarto”, detalló Tony López, ciudadano estadounidense.

Son más de dos mil niños los que han sido ingresados en las últimas semanas a estos centros.

El Centro de Retención de Niños Migrantes, en Brownsville, Texas, en Estados Unidos. Es una extienda de autoservicio y cuyo estacionamiento sirve ahora para funcionarios y trabajadores del centro y a dónde está prohibido ingresar.

El lugar está delimitado con señalamientos de propiedad privada.

En su fachada se aprecia el logotipo de Southwest Key Programs, una medida de asistencia federal para personas de bajos recursos.

Pese a que el rechazo fue prácticamente unánime a nivel internacional, algunos ciudadanos estadunidenses intentan justificar esta medida.

“Les dan comida, les dan snacks, tienen buenas camas, buena ropa, nuevecita, yo era maestra ahí y nosotros teníamos que sacarles los piojos”, comentó Juana Rodríguez, ciudadana estadounidense.

Agregó que tener a los niños separados de los adultos garantiza que no sean abusados sexualmente, práctica común durante su trayecto migratorio.

También puedes leer: Dar la bienvenida al refugiado y al inmigrante es parte de lo que nos hace estadounidenses: Obama

Con información de Sarahí Méndez

MAP

CARGANDO...