#ISIS

Estado Islámico ataca el norte de Irak meses después de su derrota

Estado Islámico ataca el norte de Irak meses después de su derrota

Fuerzas de seguridad kurdas se retiran de un puesto de control en Altun Kupri. (AP/archivo)

En una desolada carretera en el norte de Irak, nueve policías en una camioneta SUV pararon la semana pasada en un retén vial que no habían visto antes. Detrás de ellos, un taxi que llevaba a unos cuantos oficiales les seguía a la distancia en el largo recorrido desde Kirkuk, en el norte del país, de regreso a la capital Bagdad.

Hombres con los uniformes de paramilitares chiíes les ordenaron entregar sus cédulas de identidad y sus armas para inspeccionarlas, pero seguidamente los tomaron como rehenes. Cuando el taxi los alcanzó, los hombres del retén lo recibieron con una ráfaga de ametralladora, con lo cual el vehículo huyó a toda velocidad, relató después uno de los ocupantes.

Quienes viajaban en la SUV no volvieron a ser vistos sino hasta días después, cuando portales de internet de yihadistas los mostraron arrodillándose antes de ser acribillados. El grupo Estado Islámico se atribuyó los fusilamientos.

Irak declaró su victoria sobre el grupo extremista en diciembre, luego de expulsar a los insurgentes del último territorio que controlaban, pero en los últimos meses, la milicia radical reanudó sus ataques en el norte del país.

Entre 150 y 200 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto en ataques del grupo extremista en todo el país en los últimos meses, dijeron funcionarios de seguridad iraquíes, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a los medios.

Lee también:  Mosul y Raqqa se liberan del Estado Islámico

“Hay espacios vacíos entre las fuerzas federales y los peshmerga”, dijo el gobernador de Kirkuk Rakan al-Jibouri, refiriéndose a la milicia kurda que lleva meses enfrentadas a las fuerzas de Bagdad.

Agregó que en repetidas ocasiones le ha pedido al gobierno central refuerzos para asegurar el área, pero sus pedidos han caído en oídos sordos.

“Este tema no se ha tomado con la gravedad que merece a pesar de los numerosos incidentes que hemos tenido”, declaró.

Solo en la última semana, ISIS reivindicó seis ataques a retenes falsos, incluso uno que destruyó tanques de petróleo y otro contra peregrinos chiíes. Además atentaron contra instalaciones petroleras y convoyes, incidentes en los que los radicales dijeron haberse incautado de armas y vehículos.

Los ataques se han concentrado en las zonas rurales y se han intensificado a medida que se acercan las elecciones de mayo. La estrategia corresponde a la que está descrita en documentos del grupo Estado Islámico descubiertos por agentes de inteligencia hace meses, en donde que se detallan planes para una campaña insurgente de cara a las derrotas territoriales que ha sufrido la agrupación, dijo una fuente oficial.

Tras una cruenta campaña de tres años de duración, las fuerzas iraquíes apoyadas por una coalición internacional expulsaron al Estado Islámico de las vastas regiones que conquistó en el verano de 2014 y el primer ministro iraquí Haider al-Abadi declaró la victoria final en diciembre. Sin embargo, autoridades tanto del gobierno iraquí como de la coalición multinacional advierten que ISIS sigue siendo capaz de orquestar ataques insurgentes.

En su conferencia de prensa semanal el martes a la noche, al-Abadi prometió enviar refuerzos a la zona de Kirkuk a fin de continuar con “las labores de despeje”.

Una fuente militar basada en Bagdad dijo que a los combatientes del grupo radical se les hace más fácil moverse en las vastas zonas rurales del norte de Irak desde que la coalición multinacional empezó a disminuir su presencia militar allí.

Al tener menos soldados en el terreno, las tropas iraquíes no están recibiendo la gran cantidad de información que recibían en la cúspide de la lucha contra el Estado Islámico y la coalición ha reducido sus labores de vigilancia, dijo la fuente.

¡Entérate!  

Con información de AP
RAMG

CARGANDO...