#MéxicoDecide

Especialistas analizan en Despierta las precampañas en la carrera por la Presidencia

Especialistas Despierta precampañas carrera por la Presidencia

Rubén Aguilar, Roy Campos y Paco Calderón en la mesa de Despierta con Loret. (Twitter, @NTeleivsa_com)

Roy Campos, fundador y director de Consulta Mitofsky; el caricaturista Paco Calderón y el analista político Rubén Aguilar revisan y analizan las precampañas rumbo a la Presidencia de la República; en Despierta con Loret, coincidieron en que aún hay tiempo para que los aspirantes cambien el rumbo o se consoliden.

En el caso de la precampaña de José Antonio Meade, abanderado de la coalición ‘Juntos por México’, Rubén Aguilar ve “una campaña errática; es obvio que el PRI (Partido Revolucionario Institucional) no puede criticar, porque todas las críticas tienen un efecto boomerang”, pues ese partido “concentra todas las críticas y no quiere llamar la atención”, por eso “han cambiado la lógica y empezaron a proponer”. Sin embargo, “me parece que, en el caso de Meade, estar asociado con esa marca que tiene tanto descrédito en la sociedad, y con la baja aceptación que tiene el presidente, juega contra. Y si cuenta con el voto duro que pudiera tener el PRI, siendo no priista, es muy complicado”.

Roy Campos cuestionó “¿cuál es el reto como ciudadano y no priista de José Antonio Meade? Su reto era mantenerse. Tuvo crecimiento, pero lo hace siendo priista, no como ciudadano; y el PRI tenía que nombrar candidatos y no romperse, y no lo logra. Meade no genera sentimiento alguno, recuerdas los ataques en su contra, pero la gente no se acuerda de él”.

Paco Calderón consideró que José Antonio Meade “es un producto difícil de vender. Pusieron a Meade porque no es priista y pensaron que jalaría el voto de los panistas; él tiene simpatías en varios partidos, ha trabajado en varias dependencias, tiene amigos panistas, trabajó en administraciones priistas y panistas, pero cualquier cosa en su favor, si lo paras frente a Romero Deschamps o Emilio Gamboa, se olvida; y luego los priistas no lo reciben bien porque no es un priista. Yo sí creo que es un hombre probo, honrado, culto, pero no es político; nada más oye el tono de voz en los anuncios”.

En cuanto a la aparición de su esposa, Juana Cuevas, en varios anuncios de la precampaña, Rubén Aguilar dijo que “la esposa le sirve. Personalmente veo que es un baluarte para él; ella se sabe comunicar bien, retrata bien, suma, pero no veo cómo lograr que eso se transforme en votos; eso no es fácil; me parece que ella despierta simpatía y me parece que es un error que en los anuncios y en las redes no dejen que las cosas corran naturalmente. La estrategia de salida no fue buena”.

Roy Campos consideró que “ella definitivamente le suma, pero también le resta el liderazgo que se tiene que mostrar; ella es un buen producto y la usa”. Además, señaló, “sobre el tono conciliador que ha tomado Meade en sus anuncios, pues que si a algún partido no le convienen los ataques es al PRI, por eso mejor ya sale a decir que ‘no nos ataquemos’, porque van a voltear para acá”.

Consideró, además, que el precandidato “tendría que buscar cómo negociar el distanciamiento; el problema es cómo convences a la masa de priistas que esa ruptura no los afecta, es un trabajo que tiene que hacer el partido, pero para obtener un voto fuera de la lógica tiene que distanciarse. Probablemente tendría que hablar directamente con el presidente y que él opere”.

Rubén Aguilar consideró que el precandidato “tiene que entender que debe romper con la parte que duele, eso es difícil si necesitas apoyo y tienes más de tres mil puestos que necesitan candidatos y con los que te tienes que reunir, pero tiene que romper con la parte de corrupción e impunidad. Es algo muy difícil”.

Desde la perspectiva de Paco Calderón, José Antonio Meade “es un producto imposible, porque tiene que romper con el PRI. El sólo hecho de que discutamos que su mujer tiene más ángel nos dice que es obvio que confía en la maquinaria, pero precisamente lo pusieron porque no es la maquinaria y requiere romper con el presidente y con Romero Deschamps y con todos los gobernadores asociados a la corrupción. Tiene que romper con todo lo asociado a la corrupción, porque es preparado, pero así es muy difícil. Yo quiero votar por Meade, pero no quiero votar por el PRI”.

Rubén Aguilar señaló que la precampaña de José Antonio Meade “necesita una sacudida y la campaña, un terremoto, y encontrar los elementos para que pueda empatar”.

Paco Calderón advirtió que “Meade tiene que dar un salto mortal y puede salirle bien, pero probablemente se mate”.

En cuanto a la precampaña de Ricardo Anaya, precandidato de la coalición ‘Por México al Frente’, Paco Calderón señaló que “la canción de los spots es buenísima, pero los anuncios donde presume que habla varios idiomas son sangrones como ellos solos”; sin embargo, reconoció que “tiene más posibilidades de Meade; no es un candidato simpático, pero puede remontar, sobre todo si puede ganar el voto antipeje”.

Roy Campos señaló que, si Meade y Anaya “llegan a la final disputándose el segundo lugar, ya ganó Andrés Manuel”. Calderón acotó que “va a ser una pelea de tres, pero yo creo que no como lo están pensando, sino que va a ser una pelea del voto duro del peje, el voto antipri y el voto antipeje, por eso ahora Andrés quiere jalar el voto de Margarita y ya le está hablando bonito”.

Para Rubén Aguilar, a la campaña de Anaya “le falta punch; no le veo claridad, pero estas cosas particulares de los idiomas, la guitarrita, el ukelele, el pianito, son distintas, recordables, se arriesga; veo que eso le funciona, porque veo cómo van las encuestas, que lo sitúan en segundo lugar y creciendo, aunque no le veo la fuerza, parece que eso le da resultados”.

Roy Campos indicó que “el reto de Anaya era que no se dispersara el PAN (Partido Acción Nacional) y ganarle a Meade; parece que el segundo lo cumple y gana votos, pero el PAN se le rompe. Aunque todavía falta y ya veremos. (Felipe) Calderón a estas alturas traía el lema ‘manos limpias, pasión con México’, que no funcionó. Ya veremos qué pasa el 30 de marzo”.

Consideró que el problema de las renuncias al PAN es por “la imagen que generan, Margarita Zavala, Javier Lozano, Gaby Cuevas, otros senadores, no se llevan votos, no se desfonda el partido, pero, por imagen, le perjudica”. Rubén Aguilar concordó en que, quienes se salen del PAN “no se llevan votos; Margarita tenía 30 antes de irse, ahora tiene 4 y va a terminar con dos; Lozano no convoca ni a su mamá”.

Paco Calderón señaló que “Anaya está en posición más cómoda que Meade, el PRI da palos de ciego, Anaya hace campaña precavida y dejar que se arriesgue otro candidato, aunque hasta ahora Andrés Manuel marca la agenda. Anaya dice que no quiere hacer el mismo papel, pero lo está haciendo”.

Sin embargo, coincidieron, en que tanto Anaya como Meade “están a tiempo y no debe darse nada por perdido”.

Sobre la precampaña de Andrés Manuel López Obrador, precandidato de la coalición ‘Juntos haremos historia’, Roy Campos consideró que “está cómodo y sin equivocarse”, pero “lleva muchos años sin equivocarse. Cada vez que dicen que se equivocó, hablan de la campaña de 2006, pero no de 2012; aprendió a hacer campaña y ahora hace su precampaña con desprecio a los spots, lo hace con redes sociales, pero no ha cambiado desde 2012”.

Su precampaña, insistió Campos, “es en redes sociales; presenta ternas, habla de su gabinete; su comunicación es vía mensajes mañaneros y todos reaccionan a eso. Hasta ahora usa la precampaña para vacunarse”.

Rubén Aguilar estimó que López Obrador “es el mejor comunicador, sabe manejarse, sabe dar nota, es muy bueno. Pienso que está suavizado, pero es el de siempre, en el sentido de hacerse mártir, víctima y la victimización en campaña le sale mejor, es una estrategia que aprendió bien. Ahora trata de suavizarse, pero me parece que cubre la agenda; a los medios los trae locos, pero lo veo estacionado, independientemente de que ganas el espacio, no le pega en el voto”. Reconoció, no obstante, que las cifras que presentan encuestas “sí le dan, son suficientes, si no crecen los otros”.

Sobre las adiciones a su precampaña, con figuras como Tatiana Clouthier, Gabriela Cuevas y Germán Martínez, de acuerdo con Paco Calderón, “es para concentrarse en lo que considera que le hace falta. Deja un poco aparte el voto duro lopezobradorista y trata de atraer a otros con el argumento de ‘ya ven, yo tenía razón, ahora se suma gente que antes me despreciaba’”, pero, acotó, “yo creo que nadie cambia de viejo. No va a perder las casillas si lo provocan, pero ya empezó a pegarle al ITAM y a Claudio X. González; empieza a generarse enemigos; ése es el López Obrador que puede hacer que Andrés Manuel pierda”.

Roy Campos consideró natural que llegue tanta gente a sumarse a la precampaña de Andrés Manuel López Obrador, porque “necesita a la gente; no tiene cuadros para llenar tantas candidaturas y los necesita porque necesita la imagen de que lleguen con él, aunque cuando abres la puerta de la iglesia, se puede meter Barrabás”.

Rubén Aguilar señaló que “López Obrador es pragmático, lo que no se asocia a un hombre de principios, suma gente que no es vinculada a lo que ha defendido; ha mostrado que es un político como todos, pero si eso le da mayor rentabilidad en el costo beneficio, aunque le pegue a los principios, no le importa”.

De acuerdo con Paco Calderón, “su voto duro va con él, así coma sapos enfrente de las cámaras, por eso no le importa hacer lo que sea que le genere votos y dar la idea de que los demás partidos se desfondan; él dice ‘voy sumando porque voy a hacer de este país una maravilla, mientras los demás se hacen pedazos’”.

Coincidieron en que la campaña es un maratón y “Andrés Manuel arrancó rápido, pero bien entrenado”.

Desde la perspectiva de Roy Campos, “haber nombrado gabinete generó la idea de que no se dijera que va a gobernar con negativos; se vacuna, y eso, como estrategia de campaña, es bueno”.

Paco Calderón coincidió en que “es estrategia de campaña, decir ‘yo ya gané’, y para la mayoría significa que está en funciones”.

Rubén Aguilar señaló que la estrategia está bien, “claramente los tres compiten, pero arranca con un favorito”.

Para Andrés Manuel López Obrador “que no se muevan las cifras es una buena noticia; él quisiera que la elección fuera ya este domingo”.

 

 

(Con información de Despierta con Loret)

tfo

CARGANDO...