Entregan a la PGR bodega que compró Manuel Barreiro a Juni Serra

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal participaron en la entrega de la bodega. (Twitter, @PGR_AIC)

Este viernes, se realizó la entrega física a la Procuraduría General de la República (PGR) de la bodega que Manuel Barreiro compró en 54 millones de pesos a la empresa Juni Serra.

Se trata de la bodega marcada con el número 82, que se localiza dentro de este parque industrial, en el municipio de El Marqués, en el estado de Querétaro.

Alrededor de las 10 de la mañana, agentes del ministerio público federal, de la Agencia de Investigación Criminal y peritos de la PGR arribaron al lugar.

También llegó, acompañado de su abogado, Luis Alberto López López, el chofer de Manuel Barreiro, quien fungió como prestanombres y se hizo pasar como representante legal de la empresa “Manhattan Master Plan Development”.

Según las autoridades, se trata de una empresa “fantasma” creada por Manuel Barreiro para la operación de compra-venta de esta bodega a la empresa Juni Serra, de la familia del candidato presidencial Ricardo Anaya.

Sin embargo, ante un juez federal, Luis Alberto López llegó a un acuerdo reparatorio con la PGR para que, a cambio de su libertad, éste entregara la nave industrial al gobierno federal.

El personal de la PGR, el chofer de Manuel Barreiro y su abogado, intentaron entrar a la bodega, pero en un primer momento les fue negado el acceso.

Después de platicar con un representante de la empresa Nissei -que es la que actualmente renta la bodega- ingresaron para llevar a cabo la audiencia de Entrega-Recepción a la PGR.

Afuera, doce elementos de la Agencia de Investigación Criminal vigilaban el lugar.

Después de casi dos horas, el abogado del chofer de Barreiro, Patricio Kegel Jacob, salió para explicar el motivo de esta diligencia.

“En este caso, la diligencia consistió en hacer entrega material de la nave, motivo por el cual ante la presencia del representante legal de la UID Unidad de Inteligencia Financiera y personal de la PGR nos constituimos en este domicilio en donde se le notificó a la empresa que actualmente se encuentra arrendándola que finalmente ya ha pasado a propiedad del estado, motivo por el cual la renta se tendrá que consignar a favor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”, explicó el defensor.

El abogado dijo que desconocía el monto de la renta que ahora la empresa pagará a la Secretaría de Hacienda y que, con esta diligencia el caso contra su cliente, el chofer de Manuel Barreiro, ha concluido, independientemente de que la PGR continúa con la investigación.

 

(Con información de Mario Torres)

tfo