#Sismo

‘Enjambre sísmico’ ha sacudido Guerrero en los últimos días

El Servicio Sismológico Nacional reporta un ‘enjambre sísmico’ con 39 temblores, en Guerrero, en los últimos días

Servicio Sismológico Nacional

Servicio Sismológico Nacional. (ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO)

En las últimas horas se ha registrado una serie de sismos en Guerrero denominado por el Servicio Sismológico Nacional (SSN) como “enjambre sísmico”.

Te recomendamos: ¿Qué hacer en caso de sismo?

En un reporte especial, el SSN informó que desde el lunes 21 de octubre hasta este miércoles 23 se ha registrado un “enjambre sísmico” con 39 temblores de magnitudes que oscilan entre los 3.5 y los 4.9 grados, con epicentro cerca de Petatlán, en Guerrero.

El primer sismo del enjambre ocurrió a las 21:49 horas del lunes 21 de octubre, según datos del SSN.

El Sismológico detalló que hasta las 11:00 horas de este miércoles se habían registrado 39 sismos y que el de mayor magnitud de la secuencia ocurrió a las 18:25 horas del martes 22, sentido en Petatlán, así como en otras localidades cercanas del estado de Guerrero.

Serie de sismos sacude Guerrero en las últimas horas

¿Qué es un “enjambre sísmico”?

El SSN explicó que un “enjambre sísmico” o secuencia sísmica es un conjunto de sismos en un área específica durante un periodo de tiempo relativamente corto, con magnitudes similares entre sí, como en los últimos días ha ocurrido en Guerrero.

Sismicidad en Guerrero

Guerrero es un estado que registra alrededor del 25% de la sismicidad que se presenta en nuestro país. Esto se debe a la entrada de la placa de Cocos (placa oceánica) por debajo de la placa de Norteamérica (placa continental). El punto de encuentro entre estas dos placas ocurre frente a las costas del Pacífico, desde el estado de Jalisco hasta el de Chiapas.

Por mencionar algunos sismos importantes en Guerrero son el sismo del Ángel del 28 de julio de 1957 de magnitud 7.5, y el sismo de Petatlán del 14 de marzo de 1979 con magnitud de 7.6. Ambos generaron daños importantes en regiones cercanas al epicentro y en la Ciudad de México.

Los sismos son recurrentes y una vez que se ha acumulado energía de nuevo en la frontera de las placas, ésta tendrá que ser liberada mediante la ocurrencia de un sismo, lo cual es un fenómeno común y que ha acompañado a la Tierra desde su origen.

A medida que pasa el tiempo en una región en donde no ha ocurrido un sismo, es mayor la probabilidad de que ahí ocurra uno. Esta situación se presenta entre Acapulco y Petatlán en la Costa Grande de Guerrero, región conocida por los sismólogos como la “Brecha de Guerrero”.

México se encuentra en una zona de alta sismicidad debido a la interacción de cinco placas tectónicas: La placa de Norteamérica, placa de Cocos, placa del Pacífico, la placa de Rivera y la placa del Caribe. Por esta razón, no es rara la ocurrencia de sismos.

Se registran tres sismos con epicentro en Petatlán, Guerrero

Con información del SSN.

RMT

CARGANDO...