Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Enfrentamiento entre cocaleros y militares deja cinco muertos en Bolivia

El representante en Cochabamba de la Defensoría del Pueblo de Bolivia, Nelson Cox, dijo que 'penosamente tenemos cinco muertos en Sacaba'
Noticieros Televisa FUENTE: efe DESDE: La Paz, Bolivia
Protestas en Cochabamba, Bolivia. Reuters

Un enfrentamiento entre cocaleros y militares dejó al menos cinco muertos en cerca de la ciudad de Cochabamba, Bolivia, informaron este viernes medios locales.

Te recomendamos: Es importante la continuidad en un gobierno, dice Evo Morales a Denise Maerker

El representante en Cochabamba de la Defensoría del Pueblo de Bolivia, Nelson Cox, dijo que “penosamente tenemos cinco muertos en Sacaba”.

El dirigente boliviano pidió a las Fuerzas Armadas y a la Policía Boliviana “que paren la masacre” porque “el uniforme de las instituciones de la Patria no puede mancharse con la sangre de nuestro pueblo.

“Ahora asesinan a nuestros hermanos en Sacaba, Cochabamba”, denunció Evo Morales en Twitter, quien se encuentra asilado en México después de que el pasado domingo renunció a la Presidencia de Bolivia.

Morales denunció que “los golpistas se esfuerzan para disimular su racismo con falsos “desagravios” a la Wiphala” y aseguró que “el pueblo ya se ha dado cuenta”.

Sostuvo que “al ultrajar el símbolo de la dignidad y unidad con identidad de los pueblos han abierto una herida en el espíritu de hermandad de nuestra querida Bolivia”.

En otro mensaje en Twitter, Morales afirmó que pronto la “Wiphala y la tricolor ondearán juntas como símbolo de paz, unidad y hermandad del pueblo boliviano”.

Reiteró su insistencia para “pedir que se instale el diálogo nacional que garantice el retorno de nuestra querida Bolivia al rumbo de la pacificación democrática”.

Bolivia atraviesa una crisis tras las elecciones del 20 de octubre, en las que resultó elegido Evo Morales para un cuarto mandato consecutivo en medio de denuncias de fraude, que fueron confirmadas por una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Con información de Efe.

FJMM