-->
#MegacorteDeAgua

Encienden bombas de alta presión del Sistema Cutzamala

Encienden bombas de alta presión del Sistema Cutzamala

Fue a las 19:40 horas de la noche cuando se fueron encendiendo paulatinamente las cuatro bombas de alta presión del Sistema Cutzamala. (Twitter @conagua_mx)

Hasta las 22:00 horas de este martes, solo dos de las cuatro bombas del Sistema Cutzamala, que envían 16 mil litros de agua por segundo al Valle de México comenzaron a operar con normalidad, luego de 7 días de obras, fallas y retrasos.

No fue a las 3 ni a las 4 de la tarde. Fue a las 19:40 horas de la noche cuando se fueron encendiendo paulatinamente las cuatro bombas de alta presión del Sistema Cutzamala.

Reinició la operación por la línea 1, por la misma línea que ha estado operando el sistema.

Los trabajos consistieron en soldar un tramo de la tubería de 25 metros de largo sobre la línea 1 de alta presión, en el lugar que originalmente estaba la “K” invertida que fue inhabilitada.

Además de unir sus dos extremos se colocaron cuatro soportes o ménsulas, para dar estabilidad y rigidez a la instalación y anclarla al suelo utilizando concreto.

Con ello se buscó evitar que la presión del agua ocasione una falla como la ocurrida el domingo con la “K” que se movió cinco centímetros

“Lo que sucede es que a las tuberías para darles más rigidez y que no se puedan mover lo que se hace es que se le colocan unos soportes o unas ménsulas en la parte de abajo se le coloca un cincho que, de alguna manera, se ve esa parte soldada y eso también le da mayor rigidez”, indicó Víctor Alcocer, subdirector técnico de Conagua.

Además, se colocó a la tubería soportes de acero y atraques de concreto.

“Que son los que se están viendo que se están colocando ahí para darle mayor rigidez a la tubería”, explicó Víctor Alcocer.

La Conagua calcula que entre 30 y 40 horas se normalizará el servicio de agua para el Valle de México, siempre y cuando no se presenten fallas u otras demoras.

Los trabajos de soldadura se realizaron por dentro y por fuera del tubo de casi tres metros de diámetro. Las obras fueron supervisadas por los directores de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra, y del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre.

Aunque originalmente se anunció que sería entre las 4 y 4:30 de la tarde cuando se iniciara el protocolo de encendido, esto no ocurrió hasta después de las 7 de la noche, debido a una demora en la soldadura, el secado y las pruebas con gases para revisar que no hubiera filtraciones.

Y aunque a las 19:42 horas de la noche se apreció una fuga, la Conagua aclaró que se trató de una válvula que se usa para sacar el aire de la tubería, pero que fue cerrada sin mayor complicación.

A pesar de la demora en los trabajos, que duplicó el tiempo originalmente programado, la Conagua informó que la línea 2, que se construyó en 2013 sí podrá operar por una “Y” que se colocó, lo que permitirá que haya redundancia, es decir podrá operar de manera independiente.

Aún no se tiene el dictamen oficial de lo que ocurrió con la pieza “K”. Pudo haber sido un mal anclaje porque el diseño, dicen, fue el adecuado.

“Vamos en un momento dado a readaptar lo que es la ‘K’, valorar si colocamos unas válvulas de esfera o mariposa en cada uno de los brazos de la ‘K’, y darle mayor estabilidad y mayor atraque en la unión para en un momento dado rehabilitar lo que es la ‘K’”, apuntó Víctor Alcocer.

Según las autoridades de la Conagua la línea 1 está en condiciones para seguir operando.

Con información de Guadalupe Madrigal.

LLH

CARGANDO...