Encapuchados realizan pintas en Rectoría y agreden a personal de la UNAM

Un grupo de jóvenes encapuchados agredió a personal de seguridad de la UNAM en Ciudad Universitaria y vandalizaron el edificio de Rectoría
Foto: Rectoría de Ciudad Universitaria.

Esta tarde, un grupo de jóvenes encapuchados agredió a personal de seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Ciudad Universitaria.

Te recomendamos: Anuncian paro de 36 horas en CCH Azcapotzalco

Esto luego de una marcha organizada por estudiantes del CCH plantel Azcapotzalco que salió a las 14:00 horas del Parque de Las Bombillas a Rectoría.

En avenida Insurgentes, desde el parque la bombilla hacia la Rectoría de la UNAM, los encapuchados arrancaron y destruyeron señalamientos viales.

Al llegar a ciudad universitaria derribaron letreros y agredieron a personal de seguridad interna.

Rompieron los vidrios de la caseta de vigilancia.

Con martillos rompieron vidrios e intentaron abrir la puerta principal de la torre de rectoría.

Accionaron extintores y lanzaron bombas molotov.

También encendieron fuego en un pasillo lateral.

El objetivo de la protesta era exigir la salida de los grupos porriles de la UNAM, que hace un año agredieron a estudiantes de CCH Azcapotzalco en esa misma explanada.

Hoy después de los destrozos en la torre de Rectoría, encapuchados pintaron y tiraron al suelo las letras de la autonomía.

UNAM condena violencia

La Universidad Nacional Autónoma de México condenó la violencia registrada hace un año en Ciudad Universitaria.

A través de un comunicado señaló:

“Hoy, hace exactamente un año, alumnos y alumnas del Colegio de Ciencias y Humanidades, plantel Azcapotzalco, que se manifestaban pacíficamente en la explanada de Ciudad Universitaria, fueron agredidos brutalmente por un grupo delincuencial, provocando heridas a algunos de nuestros universitarios, que tuvieron que ser hospitalizados.

El asalto de los vándalos mereció el repudio inmediato de la comunidad universitaria. Alumnos, académicos, autoridades y trabajadores manifestamos nuestra total indignación, enojo y nuestro enérgico rechazo a la cobarde agresión.

La Universidad Nacional brindó entonces el acompañamiento en las instancias hospitalarias tanto a los alumnos lesionados, como a sus familias; presentó las denuncias penales correspondientes y otorgó asesoría jurídica para que los universitarios directamente afectados, que así lo desearan, pudieran proceder conforme a derecho.

Asimismo, la Universidad fincó procedimiento disciplinario a más de 40 de los agresores, quienes fueron sancionados con expulsión, en tanto que –en colaboración con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México—se procesó penalmente a más de 30 responsables, obteniéndose la reparación del daño en favor de las víctimas.

Esta casa de estudios intensificó también una serie de acciones con el objetivo de fortalecer las medidas para salvaguardar la integridad de su comunidad y ha implementado estrategias adicionales de prevención, atención de riesgos, movilidad, seguridad y protección civil. Entre ellas, se cuentan el Programa de Senderos seguros, la prevención de incidentes e ilícitos tanto al interior como en la periferia de los planteles y el reforzamiento de las operaciones del transporte seguro.

Se ha fortalecido, igualmente, la colaboración con autoridades de gobierno Federal, de Ciudad de México, Estado de México, Tlaxcala y Morelos, a nivel estatal y municipal, con quienes se sostuvieron más de 200 reuniones de coordinación, a fin de impulsar mejores espacios y condiciones de seguridad.

Provocaciones como la del año pasado, concebida por alguna mente criminal y ejecutada por vándalos, son inadmisibles en nuestro país y más aún en una institución educativa. Los universitarios conviven en un ambiente de paz y tranquilidad, propicio para la reflexión y el adecuado desarrollo de las tareas académicas. En la Universidad de la Nación no cabe ni aceptamos la violencia”.

Con información de FOROtv, Elizabeth Mavil y la UNAM.

Rar/LLH