Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

En Punto: Movilizaciones y tensiones en Latinoamérica en 2019

Este año, la comunidad internacional envió ayuda humanitaria a Venezuela, pero el gobierno de Maduro se negaba a recibirla.
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Evo Morales, expresidente de Bolivia, saluda a seguidores en la Ciudad de México. Cuartoscuro

Las tensiones entre Bolivia y México por el apoyo del gobierno de México a Evo Morales forman parte del recuento de movilizaciones sociales que se concentraron en América Latina durante este 2019.

Te recomendamos: Evo Morales dice que arresto ‘no procede’ porque sigue siendo presidente

Este hecho forma parte de la serie de los eventos más relevantes presentados por En Punto en este año que termina.

El 10 de enero, Nicolás Maduro tomaba juramento para un segundo mandato presidencial que terminará en 2025.

El 11 de enero Juan Guaidó, presidente de la asamblea nacional anunció que se desconocían los resultados de las elecciones y asumió el cargo de presidente encargado.

La presión crecía y a nivel local había acusaciones de falta de abasto de comestible y servicios básicos.

La comunidad internacional envió ayuda humanitaria pero el gobierno de Maduro se negaba a recibirla.

“Que Maduro entienda que no puede seguir sometiendo al pueblo venezolano a esa tragedia humanitaria”, dijo Martha Lucía Ramírez, vicepresidenta de Colombia.

Entre los esfuerzos de ayuda más destacados estuvo el concierto organizado el 22 de febrero en el puente las tienditas por el empresario británico Richard Branson; del lado venezolano, donde el puente se llama “simón bolívar”, el gobierno de maduro organizó el concierto “para la guerra nada”. el contraste entre ambos fue notorio.

El 30 de abril, Guaidó con apoyo de estados unidos, llamaría a que la gente saliera a las calles y los militares abandonaran a Nicolás Maduro en la llamada “operación libertad”.

“El cese definitivo de la usurpación empezó hoy”, aseguró Juan Guaidó.

Y Maduro señaló:

“Nosotros ya estamos curados de espanto y de sorpresa y asumimos todo esto con nervios de acero”.

En Latinoamérica, los movimientos sociales detonan por medidas concretas de gobierno, pero son alimentadas por reclamos de desigualdad social.

El 7 de octubre, el gobierno de Ecuador decretó toque de queda en zonas cercanas a edificios de gobierno, luego de las protestas y el asalto a la sede del Congreso de Quito, en rechazo a la eliminación de subsidios a combustible. El presidente Lenin Moreno acusó un intento de golpe de estado.

Las manifestaciones duraron al menos 11 días y el saldo fue de 7 muertos, más de 1340 heridos y más de mil 150 detenidos.

El 18 de octubre, en Chile, marcó el inicio de un movimiento social detonado por el rechazo a la subida del pasaje del Metro.

En un solo día, la ciudad se encendió y el presidente Sebastián Piñera debió decretar medidas que restringían las libertades y sacaba a la calle a carabineros y el ejército.

Dos meses después, las protestas se mantienen principalmente en la capital. En ese lapso también ha habido 23 personas muertas y más de 2 mil 300 heridos, entre ellos, 350 personas con heridas oculares graves. Y aunque se logró que en el congreso de ese país iniciara el camino para configurar una nueva constitución, la percepción de la sociedad es que el gobierno solo busca restaurar el orden público.

El 20 de octubre se celebraron elecciones presidenciales en Bolivia. Evo Morales, en el poder por más de 13 años, logró la reelección en unos comicios muy cuestionados. La protesta escaló de las calles a los militares.

“Luego de analizar la situación conflictiva interna, sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial por el bien de nuestra Bolivia”, dijo William Kaliman, comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia, en noviembre de 2019.

El 11 de noviembre, Evo debió abandonar el país, en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana.

“Agradecer profundamente al presidente de México, al gobierno y al pueblo por salvarme la vida”, dijo Evo Morales.

Morales pasó 24 días en México, hasta el 6 de diciembre cuando salió hacia Cuba y luego hacia Argentina donde permanece hasta ahora.

El último país latinoamericano que registró descontento social fue Colombia, donde el 21 de noviembre se llevó a cabo la primera gran manifestación contra el gobierno de Iván Duque desde que asumió la presidencia en agosto de 2018.

Las manifestaciones eran contra su política económica y se calcula que participaron más de 200 mil personas que reclamaban por alzas de precios en combustibles y productos básicos, reformas en el sistema de pensiones, y violencia en contra de líderes sindicales y sociales.

Durante las protestas se registró incluso la explosión de un coche bomba y el saldo fue de al menos 3 personas muertas, más de 500 heridos y más de 160 detenidos.

Con información de En Punto.

LLH