En medio de amenazas; República Centroafricana realiza elecciones

La RCA vive una violenta jornada que ha dejado civiles muertos y cientos de desplazados
En medio de amenazas; República Centroafricana realiza elecciones (Foto: Europa Press).

Los colegios electorales abrieron este domingo sus puertas en la República Centroafricana (RCA) con el fin de que algo más de 1.8 millones de electores elijan a un nuevo presidente y 140 diputados, en una situación de violencia causada por ataques armados y el avance de grupos rebeldes hacia la capital.

Te recomendamos: Detectan nueva variante de COVID-19 en Sudáfrica

Largas filas de personas se amontonaban ya en varios centros de votación en Bangui poco después de las 06:00 horas, si bien algunos han retrasado su apertura ante la falta de material electoral, según pudo constatar EFE sobre el terreno.

Tanto Rusia -que entrena al Ejército centroafricano- como Ruanda -que aporta tropas a la MINUSCA- han enviado en los últimos días cientos de soldados adicionales para custodiar los centros electorales y garantizar unas elecciones en calma.

La misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS) sumó a este esfuerzo otros 300 cascos azules ruandeses, quienes aterrizaron en Nochebuena en esta excolonia francesa, dominada desde 2013 por milicias rebeldes que controlan dos tercios del país.

Entre los dieciséis candidatos en liza figuran el presidente saliente y gran favorito, Faustin Archange Touadéra -en el poder desde 2016-, y el principal líder de la oposición, Anicet Georges Dologuelé, de la Unión por el Renovación Centroafricana (URCA) y quien cuenta con el apoyo del expresidente François Bozizé.

CASCOS AZULES Y CIVILES MUERTOS

Desde que el pasado 3 de diciembre el Tribunal Constitucional del país anulase la candidatura de Bozizé, acusado de crímenes de lesa humanidad, grupos armados afines han rechazado estos comicios e intensificado sus ataques armados.

El pasado día 25, tres cascos azules de Burundi fueron asesinados y otros dos resultaron heridos en dos ataques en Dekoa (prefectura central de Kemo) y en Bakuma (perteneciente a la prefectura sureña de Mbomou) horas después de que una nueva formación de varios grupos rebeldes, la Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC), anunciara que suspendía un alto al fuego acordado unilateralmente.

La semana pasada, la CPC ya había lanzado una ofensiva militar y amenazado con marchar sobre la capital de Bangui en lo que el Gobierno de la RCA calificó como un intento de “golpe” liderado por Bozizé, acusación que este niega.

Y el pasado día 22, grupos rebeldes tomaron la ciudad de Bambari, la cuarta más grande del país y situada a 380 kilómetros al noreste de Bangui, hasta que fue “liberada” un día después por fuerzas de la MINUSCA y del Ejército nacional.

En las últimas semanas más de 55 mil personas han huido de sus hogares por temor a una nueva espiral de violencia, según la ONU, y al menos cinco civiles han sido asesinados de acuerdo con Human Rights Watch (HRW), que acusa a la coalición CPC de “crímenes de guerra“.

Con información de EFE

DMGS