En abandono o suspensión, 250 hospitales en México

En abandono o suspensión, 250 hospitales en México

FOTO: 250 hospitales en todo el país están abandonados, en proceso de construcción o suspendidos. (Noticieros Televisa)

La Secretaría de Salud Federal detectó que existen 250 hospitales en todo el país que están abandonados, en proceso de construcción o suspendidos.

La mayoría se concentran en cinco estados.

En Oaxaca hay 60, en Veracruz 35, Jalisco 25, Guanajuato 21 y Michoacán 12.

El 64 por ciento de las construcciones fueron iniciadas durante la administración de Enrique Peña Nieto.

El 35.6% durante el gobierno de Felipe Calderón y uno inconcluso que se comenzó a construir en 2004, durante el gobierno de Vicente Fox.

Uno de estos es el Hospital Infantil De Morelia, que lleva seis años construyéndose.

El 10 de junio de 2013, el entonces gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna inició la construcción del nuevo Hospital Infantil “Eva Sámano de López Mateos”, en las inmediaciones de Morelia.

Seis años y tres gobernadores después, se han gastado mil 400 millones de pesos en un hospital que aún no se termina de construir.

A finales de 2015, en el gobierno de Silvano Aureoles se cambió el proyecto.

Suprimieron la Unidad de Atención al Niño Quemado y el laboratorio de Patología. Tampoco tiene lavandería, mortuorio, residencias médicas ni rampas de evacuación en caso de desastres.

“Este es el hospital infantil que cuenta con cien camas censables, con 25 mil metros cuadrados de construcción y una inversión aproximada de mil 400 millones de pesos; 700 en equipo y 700 en obra”, aseguró Carlos Alfonso Sosa, coordinador de Infraestructura Hospitalaria en Michoacán.

“Cien camas es lo que hay ahorita, no va a mejorar la infraestructura en cuanto a camas censables que son a las que se le asignan el recurso, va a quedar igual y va a quedar mucho más lejos”, apuntó Francisco del Toro Lugo, médico del sector Salud, en Morelia, Michoacán.

Un peritaje de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) indica que “tras los sismos del 19 de septiembre de 2017, se descubrieron hundimientos en la cimentación de los edificios, las zapatas y las contra-trabes se corrieron, estuvieron mal construidas y se usaron materiales de mala calidad”.

“Para la cimentación no fue un material exprofeso, sino que fue material de volteo que yo escarbo lo que yo saco, ese ya es un primer riesgo”, indicó Francisco del Toro Lugo.

También se indica en el peritaje que en “el proyecto ejecutivo y planos estructurales no se realizó ningún diseño para que el edificio soportara los sismos”.

“Pudiera ser que las estructuras no sean las adecuadas para soportar el peso de todo lo que lleva implícito el edificio, que no es solamente las cargas muertas, sino también las cargas vivas. Es lo más arriesgado porque estamos en una zona de sismo”, apuntó Francisco del Toro Lugo, médico del sector Salud en Morelia, Michoacán.

En el informe de 2018, Coepris indica que las constructoras encargadas de la obra realizaron “un refuerzo estructural sin tomar en cuenta las condiciones reales de la cimentación existente”, por lo que solicitaron una supervisión externa a fin de evitar la posibilidad del colapso futuro del edificio y malgastar los recursos económicos.

“Que venga aquí la federación, que intervenga y que sea garante de que no va a fracturarse, de que no va a caer”, dijo Guadalupe Pichardo, líder del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud.

“Se hizo un dictamen por parte de la administración en turno, para lo cual hubo la necesidad de reforzar las contra- trabes y la cimentación, de acuerdo a un nuevo cálculo estructural, lo cual quedó ejercido al 100%”, señaló Carlos Alfonso Sosa, coordinador de Infraestructura Hospitalaria de Michoacán.

El gobierno de Michoacán asegura que no existe ningún riesgo en el nuevo hospital infantil. Dice que lleva un 75% de avance en su construcción y anuncian que la obra se estará inaugurando a más tardar en septiembre.

“No queremos irnos para allá, hemos escuchado toda esta vulnerabilidad y tenemos mucho miedo, de que nos vaya a pasar algo y quedemos sepultados en ese hospital”, apuntó María de los Ángeles Orduña, enfermera del Hospital Infantil de Morelia, Michoacán.

Con información de Fátima Monterrosa, Adrián Tinoco y Aarón Cruz.

LLH

CARGANDO...