Emilio Lozoya y Alonso Ancira, unidos por la corrupción

Foto: Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, y Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. (Archivo)

Solo la Fiscalía General de la República (FGR) tiene los pormenores de por qué está acusando a Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, y a Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, pero dos eventos unen a ambos personajes: uno, la compra a sobreprecio que hizo Pemex, cuando Emilio Lozoya era el director, a Altos Hornos de México propiedad de Alonso Ancira, de una planta para producir fertilizantes; y el otro, que ambos hicieron transacciones con una empresa fantasma ligada a Odebrecht, la constructora brasileña que se dedicaba a sobornar a funcionarios en toda América Latina para conseguir contratos.

Según una investigación del portal Quinto Elemento Lab, el 16 de enero de 2014, Emilio Lozoya, en su calidad de director de Pemex, anunció la compra de agronitrogenados, una planta de urea, sustancia para producir fertilizante, ubicada dentro del Complejo Petroquímico Pajaritos de Coatzacoalcos, Veracruz.

FGR solicita a Interpol ficha roja para detener a Emilio Lozoya

La operación se realizó a través de PMI, filial de Pemex y costó 475 millones de dólares: 275 fueron por la compraventa y 200 serían utilizados para rehabilitar la planta.

El consejo de administración de Pemex avaló la operación en una sesión extraordinaria en diciembre de 2013.

Agronitrogenados pertenecía a Altos Hornos de México, cuyo dueño es Alonso Ancira. La planta había detenido sus operaciones desde septiembre de 1999 y su tecnología tenía 30 años de antigüedad, por lo que los especialistas la consideraban “chatarra”.

En enero de 2016, la Auditoría Superior de la Federación denunció que un avalúo previo situaba el valor de agronitrogenados en 168 millones de dólares, es decir, 107 millones menos que lo que pagó Pemex a Altos Hornos de México.

Se planteó que iniciaría operaciones a partir de 2015, pero esto no ocurrió. En agosto de ese año, el Consejo de Administración de Pemex autorizó una nueva inyección de capital por 285 millones de dólares.

Juez concede a Lozoya suspensión provisional de orden de captura

El costo final para el erario de agronitrogenados fue de 760 millones de dólares. Hasta la fecha, la planta no ha entrado en operación.

Entre febrero y marzo de 2014, Altos Hornos de México habría depositado en tres ocasiones, tres millones 701 mil dólares a Grangemouth Trading Company, una de las empresas que la brasileña Odebretch utilizó como fachada para distribuir sobornos entre la clase política de los países en los que operaba.

De la cuenta de Grangemouth Trading Company, asentada en antigua, un paraíso fiscal, entre el 3 de diciembre de 2013 y el 19 de marzo de 2014, se habrían destinado cinco millones de dólares a otra empresa: Zecapan S. A., para Emilio Lozoya.

De Klienfeld Services LTD se erogaron más de 524 mil dólares para Zecapan S. A. y a través de otra empresa, Innovation Research Engineering and Develop LTD se transfirieron tres millones 150 mil dólares a la cuenta de otra empresa proporcionada por Lozoya, Latin American Asia Capital Holding.

Emilio Lozoya puede ser detenido, pese a suspensión provisional

En total, Lozoya habría recibido sobornos por más de diez millones de dólares a través de dichas empresas fantasma.

De acuerdo con una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, parte de estos recursos, habrían sido destinados para la compra de una casa ubicada en Lomas de Bezares, actual domicilio de Emilio Lozoya, y por la que pagó 38 millones de pesos.

Con información de En Punto

LHE

CARGANDO...