Embates naturales nos obligan a revisar el Paquete Económico: Meade

Meade ante diputados; pide revisar el paquete económico

Meade ante diputados; pide revisar el paquete económico. (SHCP)

“Desde que presentamos el Paquete Económico, el entorno ha cambiado. Embates de la naturaleza han dejado sentir su presencia causando graves daños. Los sismos y huracanes han fracturado familias y destruido patrimonios”, afirmó José Antonio Meade Kuribreña, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), durante su comparecencia ante el pleno de la Cámara de Diputados para la glosa del Quinto Informe de Gobierno.

Ello “nos plantea el reto de trabajar unidos para que puedan rehacer su vida los muchos mexicanos que hoy despiertan con esperanza, pero sin la certeza de lo que traerá consigo el día de mañana”, afirmó. Tras los sismos de septiembre, “es nuestra responsabilidad darle pertinencia y vigencia al Paquete Económico de cara al 2018. Recordemos que más allá de números y proyecciones, hay rostros y vidas que esperan alivio”.

Meade destacó que, en la historia del país, “la voluntad política y el sentido de compromiso ha servido para construir consensos amplios”, subrayó que “hemos construido una arquitectura fiscal y mecanismos de mitigación de riesgos nos permiten responder a desastres naturales como lo que nos azotaron en septiembre”.

No será la primera vez, dijo “que el análisis del Paquete Económico nos lleva a hacer modificaciones para enfrentar la emergencia y la reconstrucción; lo hemos hechos desde Vilma, pasando por Ingrid y Manuel, y lo vemos necesario de cara a los sismos que perjudicaron varios estados del país durante septiembre”.

Los cambios que se proponen al Paquete Económico “los hacemos con la responsabilidad de no legarle los costos de la reconstrucción a futuras generaciones”, defendió el secretario; “hacerlo de manera diferente abonaría a otras calamidades”, sentenció.

De acuerdo con Meade, “es justo reconocer la labor que las fuerzas políticas han logrado con el diálogo”.

“México crece”, dijo el titular de la SHCP, “es un crecimiento balanceado cuyos beneficios llegan a más mexicanos”.

Abundó que el crecimiento ocurre pese a que “México enfrentó un entorno económico complicado que comienza a mejorar, un entorno caracterizado por la reducción en la producción petrolera que se estabiliza; el débil crecimiento global que mejora; un marco de incertidumbre por riesgos geopolíticos que se van disipando por la vía del diálogo y la negociación”.

Pese a esos obstáculos, dijo José Antonio Meade, “la economía acumula 30 trimestres de crecimientos; en la última década hemos crecido 22%, y si consideramos el nivel más bajo de la economía después de la crisis de 2008, hemos tenido un crecimiento de 29 por ciento”.

Este crecimiento, subrayó el secretario, “tiene fundamentos sanos, además de ser crecimiento balanceado, porque se refleja en un consumo sano, con acceso a empleos que tienen salarios buenos, tenemos más acceso a empleo formal con cobertura de salud”, porque se han creado “3 millones de empleos, casi la mitad de los empleos creados en el siglo se han generado en estos últimos cinco años”.

Estos empleos, señaló el titular de la SHCP, “se ubican en sectores de mayor productividad”, además de que “son cada vez más las mujeres que se incorporan al mercado laboral, y en todos los casos han implicado un crecimiento en los salarios promedio”.

Nuestro crecimiento económico, dijo Meade, “es balanceado porque son muchas las fuentes que lo alimentan. Al sólido desempeño del mercado interno se suma la recuperación de la demanda externa. En los primeros ocho meses de 2017, el monto de las exportaciones creció un 10.1 por ciento anual”.

Hay varios elementos que acreditan la confianza en México, abundó. “Se han materializado importantes montos de inversión extranjera directa, y, al amparo de las reformas, se han comprometido sumas históricas. Las calificadoras de nuestra deuda se preservan altas y su perspectiva ahora es más estable”, insistió.

El crecimiento económico del país, dijo José Antonio Meade, “ha generado mejores condiciones y espacios de inclusión. Partiendo de reconocer que un solo mexicano en pobreza extrema es inaceptable, hoy son 2.2 millones menos que al principio de la administración”. También “son más los niños que van a la escuela, los adultos que concluyen sus estudios de primaria y secundaria, abriéndose así oportunidades en el mercado laboral”.

De acuerdo con el secretario, también ha aumentado el número de mexicanos que “tienen certeza de médico, medicina y hospital cuando les falta la salud. Igualmente, hay más mexicanos que tienen acceso a la vivienda, y más las viviendas que tienen acceso a servicios básicos”.

Meade detalló que el porcentaje de población con carencias sociales de encuentra en mínimos históricos. “Hemos focalizado el gasto en los programas que han demostrado contribuir a la disminución de la pobreza. En 2015, 4 de cada 10 pesos del gasto social se destinaban a programas prioritarios; hoy la propuesta es asignarles 7 de cada 10 pesos”, explicó.

Además, “la reforma hacendaria y los esfuerzos de la administración tributaria, fortalecieron y despetrolizaron nuestras finanzas públicas. A principios de esta administración, de cada 100 pesos de ingresos públicos, casi 40 provenían del petróleo, hoy son sólo dieciséis. Casi 1 de cada 3 contribuyentes se incorporaron en esta administración, son más de 18 millones de nuevos contribuyentes”.

De acuerdo con la OCDE, detalló, “México es el país que más ha incrementado su recaudación tributaria como porcentaje del PIB desde el 2012. El porcentaje de deuda a ingresos tributarios es 20% inferior que hace 5 años”. La mejor administración tributaria “permite facilitar el proceso de inscripción al padrón de contribuyentes, el pre llenado de las declaraciones anuales de las personas físicas y la posibilidad de elaborar la contabilidad a las pequeñas y medianas empresas”.

Aunado a un esfuerzo de contención del gasto, dijo el secretario, “hemos hecho un esfuerzo que nos va a permitir por primera vez desde 2008, tener un superávit primario. Hay que recordar que esta meta habrá de alcanzarse aún sin incluir el remanente de operación del Banco de México”.

Al final del año, indicó José Antonio Meade, “la deuda será de 48 por ciento del PIB, la primera vez en una década que la deuda como porcentaje del PIB se reduce”.

Consistente con lo logrado en 2017, “y en el ánimo de consolidarlo para el 2018”, la propuesta del Paquete Económico “se basó en tres conceptos. Primero, estabilidad, concluyendo la trayectoria de consolidación fiscal que comprometió y se ha cumplido desde 2013. Esa trayectoria fiscal consistía en que el país tuviera un déficit de 2.5 por ciento del PIB al final de esta administración, y que tuviéramos una trayectoria de deuda decreciente que da estabilidad a la economía. Ello implica que los techos de endeudamiento tanto del Gobierno Federal, como de Petróleos Mexicanos y de la CFE serán los menores en la administración”.

En segundo lugar, “certeza, el Paquete honra el Acuerdo de Certidumbre Tributaria, por lo que no se incluye ninguna modificación, ni ningún impuesto nuevo. La Ley de Ingresos recoge una estimación prudente del marco económico que da soporte a los ingresos que se obtendrán en 2018 con el régimen fiscal vigente”.

Por último, “sensibilidad social, buscamos que los mexicanos encuentren en el Presupuesto de Egresos de la Federación, espacios y programas que garanticen el pleno ejercicio de sus derechos sociales, teniendo la certeza de que el gobierno estará ahí para acompañarlos”.

En términos del presupuesto, puntualizó José Antonio Meade Kuribreña, “los Programas Sociales prioritarios se mantienen en sus términos, no habrá un solo beneficiario de padrón se verá afectado; estamos vinculando el presupuesto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU; estamos incorporando un Anexo Transversal que permita dar seguimiento al Sistema Nacional Anticorrupción; estamos fortaleciendo los programas de seguridad nacional y pública; se mantiene el financiamiento de los proyectos estratégicos de infraestructura y seguimos impulsando alianzas con el sector privado para detonar inversión”.

En síntesis, indicó el funcionario, se trata de “un paquete responsable, diseñado para dar certeza y estabilidad a los mexicanos que se esfuerzan diariamente por sacar adelante a sus familias, y es una propuesta que habrá de permitir a esta administración entregar finanzas públicas sanas, sostenibles, estables y transparentes”.

Finalmente, dijo que, mediante el diálogo, será tarea de los legisladores, “que el Paquete ayude a recuperar esperanza y dar certeza a todos aquellos mexicanos que fueron afectados por los desastres naturales”.

 

tfo

CARGANDO...