Ellas son policías en la CDMX y mamás ejemplares

Fotografía referencial de una mujer de la Policía de Tránsito de la Ciudad de México, 10 mayo 2019

Fotografía referencial de una mujer de la Policía de Tránsito de la Ciudad de México. (http://www.autosrpm.com/archivo)

La primer superintendente María Cristina Morales Domínguez, subsecretaria de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, comentó: “Soy la mayor de cinco hermanos me gusta mandar, me enseñaron a mandar, entonces, como que me gustó eso de querer mandar, de saber mandar mejor”.

Desde hace 19 años cuando la primer superintendente María Cristina Morales ingresó a la Secretaría de Seguridad capitalina se ha esforzado para cumplir su sueño.

“Yo hacía referencia a que sí quería ser la secretaria de Seguridad Pública, tirándole a la luna aunque llegues a la banqueta de enfrente, ya llegaste más adelante. Teniendo bachillerato esta Secretaría nos convocó para poder ingresar a la segunda y tercera generación de licenciatura en administración pública a la cual convoqué y me quede, es por eso que a partir de ahí, vi que teníamos la posibilidad de crecimiento en esta Secretaría y hasta el momento no he parado porque próximamente viene un doctorado”.

Se casó muy joven y a los 18 años de edad fue madre de Antonio, quien hoy tiene 25 años y es diseñador gráfico, y año y medio después nació Mónica, quien tiene 27 años y es enfermera.

AMLO felicita a todas las madres, en especial a las víctimas de violencia

La primer superintendente Morales tiene 3 mil 400 elementos a su cargo en Movilidad y Vialidad de la Ciudad de México.

La agente de Policía de Investigación Jenifer Hayde Melo Ruiz Velasco es esposa y mamá de una pequeña de 5 años y lleva en su vientre a otra bebé de 16 semanas.

A ella no solo le importa la estabilidad de su hogar también trabaja diariamente por el bienestar de las familias de la Ciudad de México.

Jenifer Hayde Melo Ruiz Velasco, coordinadora de la Unidad de Inteligencia Social de Policía de Investigación, dijo: “Siempre preguntan ¿por qué me tardo tanto en el trabajo’, ¿por qué tengo que trabajar en fin de semana?, y yo siempre les digo: “Es que mamá tiene que ir a ayudar a otras personas, mamá tiene que ir a agarrar a los malos, mamá tiene que hacer investigación para que alguien más agarre a los malos y estemos bien todos”.

Después de 16 años de trabajar en la Policía capitalina Desconcentrada, hoy es coordinadora de la Unidad de Inteligencia Social de la Policía de Investigación y tiene a su cargo a 71 policías mujeres distribuidas en toda la Ciudad de México.

“No es un trabajo sencillo, es un trabajo que requiere mucho tiempo porque eres servidor público las 24 horas del día y como madre no es un trabajo nada más mío, es el conjunto de mi familia también. Usualmente la ciudadanía confía a veces más en proporcionarle información a una mujer, incluso cuando se trata de situaciones de violencia familiar, de delitos de carácter sexual”, explicó Jenifer Hayde.

Las 71 agentes se encargan de acercarse a la comunidad de la zona que les corresponde para darles la confianza de denunciar delitos que comúnmente quedan en una cifra negra porque por miedo o desconfianza, las víctimas no se acercan a las autoridades.

Con información de Adriana Valasis.
RAMG

CARGANDO...