ACCIDENTES

“El ruido es vida”, crónica de la rodada para conmemorar a víctimas de accidente en México-Cuernavaca

A algunos bikers el trágico accidente les hizo reflexionar sobre la velocidad y los peligros que ella representa

Este fin de semana se llevó a cabo la rodada en homenaje a los motociclistas fallecidos la semana pasada en varios accidentes de la autopista México-Cuernavaca, cientos de bikers respondieron al llamado.

Te recomendamos: Realizan rodada en memoria de motociclistas muertos en la México-Cuernavaca

“Les pido a todos los que están viendo, responsabilidad, vamos a hacer esto de la mejor manera para crear conciencia y no se les olvide que es una rodada de luto”, Fabian Lovatos, organizador.

Poco antes del mediodía del domingo, cientos de motociclistas partieron de la caseta de Tlalpan hasta el poblado de Tres Marías, en Morelos, había desde quienes gustan de correr, hasta conductores que disfrutan de pasear en motos de baja cilindrada. Todos rindieron homenaje a las seis personas que murieron tras volcar sus motocicletas el pasado 14 de agosto.

“Desafortunadamente, muchos de nosotros aprendimos esto con la muerte de algunas de nuestras compañeras motociclistas. Que no satanicen nuestro deporte, esta experiencia tan hermosa que es vivir la motocicleta”, Fabian Lovatos, organizador.

Israel Yáñez, padre de la jovencita Annie, quien falleció la semana pasada en esta autopista cuando viajaba como copiloto, participó en la caravana desde su automóvil.

“Es la primera vez que voy a llegar donde cayó mi hija. La idea es hacer conciencia de que no todo es velocidad, porque en la moto no tienen protección la idea es medir el exceso de velocidad nada más y hacerles un homenaje a los caídos”, Israel Yáñez, padre de motociclista fallecida.

“El ruido es vida”, crónica de la rodada para conmemorar a víctimas de accidente en México-Cuernavaca. (Foto: Cuartoscuro).

Entre los asistentes hubo quienes reconocieron que lo ocurrido los hizo repensar su forma de conducir.

“A veces tenemos la culpa también nosotros, ya con esto que pasó, más precaución. ¿Bajar velocidad? Exactamente”, Daniel Velázquez, motociclista.

 

“Pues el temor siempre está, pero tanto te puedes caer aquí en la pista, como te puedes caer en Ciudad o en la esquina de la casa”, Rodrigo Barut, Motociclista.

Patrullas de la Guardia Nacional escoltaron a los motociclistas marcando un límite de velocidad de 70 kilómetros por hora, Caminos y Puentes Federales abanderó algunos tramos con pantallas gigantes. Los propios organizadores también insistieron en varias ocasiones a los participantes respetar los límites de velocidad.

“Por favor les pido sean responsables, no respondan a agresiones”, Fabián Lobato, organizador de rodada.

Al llegar a Tres Marías, lugar donde se originó el primer accidente, se rindió este homenaje.

“Hacer ruido es vida, el ruido es vida, en tus oídos escuchas. Mi moto se me desvieló ahorita hice una “dona” y se me desvieló, pero no importa. El homenaje es en especial a nuestros hermanos caídos hace ocho días, gente como cualquier otro ciudadano, la gente nos trata como delincuentes, pero la verdad no”, Armando Ferreira, Motociclista.

Algunos aseguran que es muy difícil resistir “picudearse”, como llaman los motociclistas a instigarse para competir en una carrerita que no está planeada, sostienen que les gana la adrenalina cuando son rebasados por otros y que sucede entre quienes son expertos, como Francisco que lleva casi 20 años conduciendo, como entre los bikers más jóvenes, como Francisco, que apenas lleva tres años.

“Muchos no entienden, van nada más a competir, muchas veces pierde uno la cabeza, ya estando arriba de las motos uno se deja llevar y nos gana la velocidad, la adrenalina, la moto te pide más”, Francisco León, motociclista.

 

“Es que sí se siente una vibra, con el motor, darle más, darle más, hay de locos a locos, se van picudenado con los demás, se alebresta uno, ese es el gran problema”, Alan, 19 años, tres años conduciendo motocicleta.

Para Samuel Torres, quien desde hace una década se dedica a fotografiar motociclistas cerca de la zona del triple accidente, ver conductores heridos o muertos es cosa de todos los fines de semana; lamenta que haya gente que no pueda auxiliar a los caídos.

“Ese día del accidente, cuando me informan lo que había pasado y empiezo a ver las imágenes que empiezan a mandar, me doy cuenta tristemente de una realidad, tomaban fotos, pero nadie sabía de primeros auxilios. Tomé ya varios cursos porque me di cuenta, que recurrentemente me tocaba estar presente en los accidentes y no quise ser un porcentaje más de la población mexicana que queremos ayudar, pero no sabemos cómo ayudar”, Samuel Torres, fotógrafo de motociclismo deportivo.

Los motociclistas también hicieron una ceremonia religiosa por los pilotos fallecidos.

“Sabemos que la muerte de un ser querido ha de ser doloroso, algo muy difícil de entender, ya descansan en el seno celestial”, Sacerdote, comunidad Tres Marías.

Los bikers regresaron a sus lugares de origen en medio de un aguacero; las autoridades, por su parte, indicaron que continuarán los operativos para evitar que los motociclistas excedan los límites de velocidad.

“El operativo trata de que los motociclistas moderen su velocidad, va a haber operativos continuos para hacerle la invitación a los motociclistas que moderen su velocidad”, Ramón Carmona, elemento Guardia Nacional.

 

“La instrucción es que tenemos que estar al pendiente de la seguridad de los automovilistas y de los motociclistas. Entonces, probablemente vaya a ser este operativo más seguido”, Rodolfo Mendoza, CAPUFE.

Con información de Santos Briz, Arturo Sierra y Dafne Mora

DMGS