El papa Francisco sorprende a novios y preside su boda

El papa Francisco sorprende a novios y preside su boda

El papa Francisco sorprendió a dos novios, un guardia suizo pontificio y una empleada de los Museos Vaticanos, y presidió su boda. (Instagram padreomaroficial)

El papa Francisco sorprendió a dos novios, un guardia suizo pontificio y una empleada de los Museos Vaticanos, al aparecerse en el templo donde se casarían y presidir su boda.

La ceremonia ocurrió el sábado 14 de julio, pero la noticia fue conocida apenas este lunes, cuando los medios de comunicación de la Santa Sede dieron a conocer la peculiar historia del matrimonio entre Luca Elia Maria Schafer y la brasileña Leticia Vera.

Como tenían previsto, la pareja llegó hasta la iglesia de San Esteban de los Abisinos, dentro del territorio vaticano, para unirse en matrimonio, cuando de repente quedaron perplejos, junto a todos los invitados, al ver entrar al pontífice.

El papa visita por sorpresa un centro de asistencia para pobres en el Vaticano

Por gesto de cortesía, algunos días atrás habían hecho llegar al papa la invitación a su boda, pero nunca pensaron que Jorge Mario Bergoglio acudiría de verdad a la capilla, ubicada justo detrás de la Basílica de San Pedro.

El primer sorprendido fue Renato dos Santos, el sacerdote brasileño encargado de la celebración, cuando al entrar en la sacristía se encontró al líder católico que lo esperaba.

Los invitados se preguntaban los unos a los otros si era de verdad el papa Francisco. Vi en él al verdadero párroco que cuida a las propias ovejas de la parroquia, con toda su dulzura y su ternura”, contó el sacerdote en una entrevista a VaticanNews.

“¡Vean quién vino de sorpresa! ¡El papa Francisco siempre sorprende!”, escribió en su cuenta de Instagram Omar Reposo, rector del Santuario del Cristo Redentor-Corcovado (Río de Janeiro), junto a una foto del momento.

El 18 de enero de este año, el papa Francisco celebró por primera vez una ceremonia matrimonial en pleno vuelo, entre dos tripulantes del avión en que viajaba desde la capital chilena a la norteña ciudad de Iquique, en la última escala de su visita al país.

Paula Podest Ruiz, de 39 años, y Carlos Ciuffardi Elorriga, de 41, le dijeron a Francisco que estaban casados por civil, pero que su ceremonia religiosa planificada en una iglesia de Santiago no pudo llevarse a cabo porque sufrió graves daños en el terremoto de 2010.

Los tripulantes pidieron que bendiga su matrimonio. Pero él tenía algo más en mente.

“¿Quieren que los case?”, les preguntó el Sumo Pontífice. “¿Aquí?”, respondieron los cónyuges asombrados.

El papa dijo que sí y realizó una breve ceremonia en la parte delantera del avión. Ignacio Cueto, presidente del directorio de LATAM Airlines, fue testigo oficial y un documento fue firmado por un obispo chileno a bordo.

 

Con información de Notimex y EFE

AAE

CARGANDO...