El Palacio de Bellas Artes reabre con ‘El París de Modigliani y sus contemporáneos’

Su exhibición en Bellas Artes estaba prevista para el primer trimestre de este año pero debió retrasarse por la pandemia.

Con la reapertura de las actividades en el Palacio de Bellas Artes llegó una exposición esperada desde marzo: la obra del pintor italiano Modigliani, que se muestra por primera vez en México.

Te puede interesar: Los Modernos. Diálogos Francia-México’, majestuosa exposición montada en Lyon

“De las 23 obras de Modigliani expuestas, hay por lo menos seis que son de las pinturas más bellas que hizo en su carrera. Principalmente ‘La niña vestida de azul’”, señaló Marc Restellini,  historiador de arte y especialista en la obra de Modigliani.

Es “El París de Modigliani y sus contemporáneos”. Su exhibición en Bellas Artes estaba prevista para el primer trimestre de este año, pero por la pandemia fue inaugurada el martes pasado.

“Muy contento de traer evidentemente ese espíritu de Modigliani, ese espíritu de parís. una colección importantísima a partir de un concepto curatorial de Marc Restellini, que es el gran experto de Modigliani en el mundo, y la colección de Jonas Netter, una de las colecciones con los ‘Modiglianis’ de los más representativos”, dijo Miguel Fernández, director del museo del palacio de Bellas Artes

Con las obras del pintor italiano llegaron otras de 40 artistas, entre ellos Diego Rivera, uno de los más grandes muralistas, con quien Modigliani entabló una amistad a partir de compartir su taller.

“Modigliani y Diego Rivera vivieron juntos durante un periodo en 1914 en el Bateau-Lavoir, en el barrio de Montparnasse, y compartieron ahí un taller durante 6 meses, el tiempo durante el cual, evidentemente, tuvieron muchas discusiones, muchos intercambios de ideas, incluso emulaciones”, narró Marc Restellini, curador de la muestra.

En la muestra los asistentes encontrarán una atmósfera parisina en la que vivió el pintor hasta los 35 años de edad.

“Es el París de esa ‘Belle Époque’, ese París donde los cafés, el arte se conjugaba con una relación de artistas que venían de muchos lugares del mundo” , agregó Miguel Fernández, director del Museo del Palacio de Bellas Artes.

Con información de Sarahí Méndez.

LLH