Lee también:

Él es el hombre que impidió más muertes en Nueva Zelanda

Mientras el atacante abría fuego en la mezquita de Linwood, en Christchurch, Nueva Zelanda, un hombre corrió hacia él, atrayéndolo hacia una persecución con la que evitó más muertes