Así entrenan las fuerzas especiales del Ejército Mexicano

Después de trabajar 48 horas bajo presión, sin dormir, con muy poco alimento y solo el agua necesaria, son sometidos a exámenes escritos
Así entrenan las fuerzas especiales del Ejército Mexicano (Noticieros Televisa)

Así entrenan y operan los integrantes del grupo de élite de las Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano.

Te recomendamos: Mujer del Ejército mexicano, en operación de paz en el Norte de África

En un ensayo de operación para llegar al lugar donde se encuentra una persona privada de la libertad deben bucear a una profundidad de 7 metros para no ser detectados. Para ello, cuentan con un equipo especial que no produce burbujas.

A través del llamado Sistema Nitrox reutilizan el oxígeno través de un proceso químico.

“La exhalación se va a un recipiente que tiene un absorbente de bióxido de carbono. Se queda atrapado en esa canastilla y el remanente ósea, el sobrante de oxígeno que el buzo exhaló se le vuelve a regresar”, explica el teniente Gonzalo Peña Rostro, instructor de Fuerzas Especiales.

El buzo de combate militar puede permanecer bajo el agua hasta 3 horas, el equipo no emite burbujas ni sonidos al realizar la exhalación. La unidad de Fuerzas Especiales llega al objetivo.

Así entrenan las fuerzas de élite del Ejército Mexicano (Noticieros Televisa)

Para realizar con éxito este tipo de operaciones, las Unidades de Fuerzas Especiales deben acreditar un curso táctico de buceo militar.

“Le enseña a los soldados que sus límites no están en el cielo, en la tierra, en la montaña ni en el mar, sus límites son físicos y mentales”, señala el mayor Jorge Rivas Villa, jefe del Subcentro de Fuerzas Especiales.

Para formar parte de este grupo de élite, el soldado es sometido a varias pruebas para evaluar su resistencia.

“Amnea pasiva de por lo menos dos minutos, amnea de distancia de 35 metros a una profundidad de 5 metros, así como recuperación de lastres con un peso de 12 libras.

“La tarea de supervivencia incluye el aspecto de cómo sobrevivir durante un día, durante un naufragio”, dice el capitán Félix Donato Echeverría Osorio, instructor de Fuerzas Especiales.

Así entrenan las fuerzas especiales del Ejército Mexicano (Noticieros Televisa)

El aspirante es adiestrado en el empleo de armamento, táctica de comunicaciones, combate cuerpo a cuerpo y técnicas de apoyo médico.

Conocimientos específicos de medicina hiperbárica y medicina subacuática, en todo momento estamos desarrollando un procedimiento de seguridad”, explica

El teniente Sergio Oscar Santana Luna, instructor de Fuerzas Especiales.

Así entrenan las fuerzas especiales del Ejército Mexicano (Noticieros Televisa)

Durante el curso, el soldado debe nadar 50 mil 900 metros en 12 semanas, incluyendo una noche sin descanso, y realizar 74 inmersiones.

Después del cumplimiento de una misión, después de trabajar 48 horas bajo presión, sin dormir, con muy poco alimento, con el agua necesaria, son sometidos a exámenes escritos donde se evalúan los conocimientos”, dice el mayor Jorge Rivas Villa, jefe del Subcentro de Fuerzas Especiales.

En cada generación ingresan 35 aspirantes, en promedio se gradúa la mitad. Y es que sólo los más aptos logran pertenecer a estas unidades de élite del Ejército Mexicano.

Con información de Santos Mondragón

MLV