EEUU cree que los disparos de Corea del Norte al sur fueron por accidente

EEUU recordó que los surcoreanos "devolvieron el fuego" y que no hubo pérdidas de vidas

El secretario de Estados Unidos (EEUU), Mike Pompeo, dijo este domingo que cree que los múltiples disparos que Corea del Norte dirigió a un puesto de guardia fronterizo del Sur ubicado en la zona desmilitarizada (DMZ) se produjeron “por accidente”.

Te recomendamos: Las dos Coreas cruzan disparos tras la reaparición de Kim Jong-un

Por nuestra información interna, podemos confirmar que (…) unos cuantos disparos llegaron desde el Norte. Creemos que fue por accidente”, dijo Pompeo en una entrevista con la cadena de televisión ABC News.

Pompeo recordó que los surcoreanos “devolvieron el fuego” y que “no hubo pérdidas de vidas en ninguno de los dos lados”.

El incidente tuvo lugar cuando un puesto de guardia fronterizo del Sur ubicado en la zona desmilitarizada (DMZ) recibió múltiples impactos de bala procedentes del Norte, a lo que respondió disparando dos rondas de advertencia y con un mensaje de megafonía, informó el Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS) en un comunicado.

Un oficial del Ejército surcoreano señaló a la agencia local Yonhap que el incidente no parece una provocación intencionada del Norte, aunque añadió que sí vulnera los acuerdos militares bilaterales firmados en 2018 para poner fin a las hostilidades en la península en el marco del proceso de distensión intercoreana.

El suceso se produjo, además, horas después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un reapareciera en los medios propagandísticos estatales tras una ausencia pública de 21 días, durante la cual se especuló con la supuesta gravedad de su estado de salud e incluso con su muerte.

El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró este sábado estar “contento” por ver que Kim “está bien”, y Pompeo dijo que Washington desconoce los motivos de su prolongada ausencia.

Preguntado por si podía descartar que Kim hubiera tenido el COVID-19 o problemas cardiovasculares, como se rumoreó, el secretario de Estado no quiso ofrecer más detalles y dijo únicamente que una ausencia tan larga del líder norcoreano “no es algo sin precedentes”.

El jefe de la diplomacia estadounidense subrayó que su Gobierno sigue centrado en “convencer a los norcoreanos de abandonar sus armas nucleares, verificar eso y después crear un futuro mejor para el pueblo norcoreano”.

Sin embargo, el proceso de diálogo entre EEUU y Corea del Norte lleva estancado desde el fracaso de la segunda cumbre entre Trump y Kim en febrero de 2019 en Vietnam, y las diferencias en torno al proceso de desnuclearización llevaron a Pionyang a anunciar a finales del año pasado que suspendía el diálogo con Washington.

Con información de EFE.

RAMG