Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Editor del NYT: Ataques de Trump contra la prensa son ‘peligrosos’

Noticieros Televisa FUENTE: ap DESDE: NUEVA YORK, Estados Unidos
Fachada del diario The New York Times (Getty Images)

El presidente Donald Trump dijo el domingo que tuvo una “reunión muy buena e interesante” con el editor del periódico The New York Times en la Casa Blanca.

El mandatario no especificó cuándo se llevó a cabo la reunión con A.G. Sulzberger.

En un tuit, Trump escribió que: “Pasé mucho tiempo hablando sobre la gran cantidad de noticias falsas que los medios publican y sobre cómo las noticias falsas se han transformado hasta la expresión de ‘enemigo del pueblo’. ¡Es triste!”.

Trump ha denunciado que hay una cobertura negativa por parte de los medios hacia él y el gobierno federal. Ha calificado a los medios noticiosos como el “enemigo del pueblo” y los ha acusado de divulgar “noticias falsas”.

Luego de que Sulzberger sucedió a su padre y asumió el cargo de editor el 1 de enero, Trump tuiteó que su asenso le da al diario “la última oportunidad” para cumplir con la visión de imparcialidad de su fundador.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (Getty Images)

Sin embargo, en respuesta, The New York Times publicó una declaración de Sulzberger que ofrecía la postura del editor de lo que discutió con Trump.

Sulzberger declaró que expresó su preocupación por la “retórica anti-prensa profundamente preocupante” de Trump, y que estaba “erosionando” el compromiso de Estados Unidos con la libertad de expresión y una prensa desenfrenada.

A continuación la declaración de Sulzberger:

Mi objetivo principal para aceptar la reunión fue para expresar inquietudes sobre la retórica anti-prensa profundamente preocupante del presidente. Le dije directamente al presidente que creía que su lenguaje no solo era divisivo sino también cada vez más peligroso. Le dije que, aunque la frase “noticias falsas” es dañino, me preocupa mucho más que se etiquete a los periodistas como “el enemigo del pueblo”.

Advertí que este lenguaje inflamatorio está contribuyendo a un aumento de las amenazas contra los periodistas y conducirá a la violencia.

Reiteré en repetidas ocasiones que esto es particularmente cierto en el exterior, donde la retórica del presidente está siendo utilizada por algunos regímenes para justificar una gran represión contra los periodistas. Advertí que estaba poniendo vidas en peligro, que estaba socavando los ideales democráticos de nuestra nación, y que estaba erosionando una de las mayores exportaciones de nuestro país: un compromiso con la libertad de expresión y la libertad de prensa.

A lo largo de la conversación, enfaticé que si el presidente Trump, al igual que los presidentes anteriores, estaba disgustado con la cobertura de su administración, por supuesto era libre de decírselo al mundo. Dejé claro varias veces que no le estaba pidiendo que suavizara sus ataques contra The New York Times si consideraba que nuestra cobertura era injusta.

En cambio, le imploré que reconsiderara sus ataques más amplios al periodismo, que creo que son peligrosos y perjudiciales para nuestro país.

Con información de AP y cnbc

HVI