ONU prevé que economía global crezca un 2,7 % en 2019

Foto: Contenedores en un puerto de Tokio, 16 de marzo de 2016, Japón

Contenedores en un puerto de Tokio. (Reuters, archivo)

La ONU empeoró este martes sus expectativas para la economía mundial y anunció que espera un crecimiento del 2,7 % este año y del 2,9 % el próximo.

En una revisión de sus previsiones económicas, la organización modificó a la baja las cifras que había publicado en enero –cuando esperaba que el mundo avanzase un 3,0 % tanto en 2019 como en 2020- como consecuencia de las tensiones comerciales y la incertidumbre política.

La coyuntura, una confluencia de factores internos y externos, afecta a la mayor parte de economías desarrolladas y en desarrollo, según Naciones Unidas.

Cambio climático amenaza economía mundial: Congreso de EEUU

Así, tras crecer a un 3,0 % durante 2018 según las cifras de la ONU, la economía mundial moderará el ritmo a un 2,7 % este año a tenor de estos cálculos, que refuerzan la teoría de que el actual ciclo de crecimiento ya ha tocado techo.

Naciones Unidas prevé para 2019 un crecimiento del 2,3 % en Estados Unidos, del 1,5 % en la Unión Europea, del 0,8 % en Japón o del 1,4 % en Rusia.

Mientras, el conjunto de las economías en desarrollo progresaría un 4,1 %, con Latinoamérica y el Caribe aún a la cola, con un crecimiento de sólo el 1,1 %.

La ONU destaca además la existencia de varios riesgos que pueden ralentizar aún más el crecimiento, principalmente una mayor escalada de las tensiones comerciales, pero también un deterioro de las condiciones financieras y los efectos del cambio climático.

Foto: Trabajadores chinos en Beijing, 16 de mayo de 2019, China
Trabajadores chinos en Beijing. (AP, archivo)

En plena batalla entre Estados Unidos y China, Naciones Unidas proyecta que el comercio mundial crecerá en 2019 un 2,7 %, claramente por debajo del 3,6 % del año pasado.

La organización advierte que, de seguir aumentando los aranceles y las medidas de respuesta entre las grandes potencias, también pueden sufrir las economías menos desarrolladas, sobre todo aquellas cuyas exportaciones dependen en gran medida de esos países.

Al mismo tiempo, la ONU avisa de que la flexibilización de las políticas monetarias adoptadas por algunos bancos centrales en respuesta al escaso crecimiento pueden producir desequilibrios financieros si continúan durante un periodo prolongado.

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...