Drones, aliados en la preservación del flamingo rosado en Yucatán

Drones, aliados en la preservación del flamingo rosado en Yucatán

Foto: En Yucatán, la mayor población de flamencos se asienta en las reservas protegidas de "El Palmar" en Sisal y Celestún. (Getty Images)

Investigadores de tres universidades de México realizan un monitoreo en Puerto Sisal en Yucatán, para la conservación y protección de flamencos rosados, a través de drones y de un software llamado FlaminGO!

“FlaminGO! es un algoritmo de visión computacional y básicamente lo que hace es leer una fotografía, encontrar aquellos patrones espectrales de color. El porcentaje de precisión de FlaminGO! actualmente va del 90 al 95 por ciento de precisión. Las colonias que hemos observado han sido desde 200 individuos hasta los mil 800 individuos, aquí en la costa de Sisal”, dijo Esaú Villarreal, investigador de la UNAM del proyecto FlaminGO!

Este sistema detecta desde el aire, patrones espectrales de los flamencos e indica cuántos individuos hay y cuál es su ruta migratoria.

“El poder aportar, dar un seguimiento, cómo se mueven, la migración, cómo crecen, si han disminuido en poblaciones, creo que son estudios de impacto”, dijo Nidiyare Hevia, del Instituto de Investigaciones Matemáticas Aplicadas UNAM.

(Noticieros Televisa)

(Noticieros Televisa)

“Con el monitoreo que podemos ver de nuestra flora y fauna, todo esto propicia a que tengamos el hábitat propicio para este tipo de especies”, expuso Hernán Cárdenas, delegado encargado de Semarnat en Yucatán.

En Yucatán, la mayor población de flamencos se asienta en las reservas protegidas de “El Palmar” en Sisal y Celestún, así como en la reserva de Río Lagartos.

“Desde 1997 tienen datos de esos años donde había 20 mil individuos que habían estimado, hacía 2014-2015 había alrededor de 50 mil individuos. Si hay un buen estado de salud de una población, es muy probable que se tenga una buena salud en el ecosistema general”, apuntó Esaú Villarreal, Investigador UNAM del proyecto “FlaminGO”.

Esta tecnología cambió la forma de estudiar y proteger al flamenco. Ahora se sabe con más certeza su patrón de comportamiento, anidación y rutas migratorias.

Con información de Alejandro Sánchez.

LLH

CARGANDO...