-->

Media tonelada de droga es hallada en autobús accidentado en Ecuador

Droga es hallada en autobús accidentado en Ecuador

La droga fue encontrada en una estructura del piso del autobús. (AP)

Las autoridades ecuatorianas encontraron “al menos media tonelada” de droga en el autobús proveniente de Colombia accidentado el pasado martes cerca de Quito y en el que fallecieron 23 personas, informó el director Antinarcóticos de la Policía Carlos Alulema.

Al menos una media tonelada aproximadamente”, dijo Alulema a la prensa al informar sobre el hallazgo del que, dijo, “es posible” que se trate de un “compuesto de marihuana”.

En un comunicado de la Policía tras la inspección técnica anoche en el autobús accidentado se señaló “se ha encontrado en el piso de la estructura del bus lo que podría presumirse como sustancias sujetas a fiscalización”.

Más de una hora tomó a los policías extraer los paquetes de droga que se encontraban camuflados en el piso del autobús que se accidentó en la vía que une a Quito con Papallacta y en el que se vieron involucrados un todoterreno en el que viajaban nueve ecuatorianos y un autobús de matrícula colombiana.

La mayoría de pasajeros del autobús eran colombianos, pero también había ocho venezolanos que recogió en el recorrido, según la Fundación de Venezolanos en el Exterior.

La Policía ecuatoriana ha identificado, hasta el momento, los cuerpos de 15 colombianos, 4 venezolanos y 2 ecuatorianos fallecidos en el accidente de tránsito, en el que murieron 23 personas.

Según Alulema, el accidentado el pasado martes es el cuarto autobús en el que encuentran droga en los últimos meses y en uno de ellos hallaron más de 400 kilos de cocaína.

Apuntó que en un control rutinario es “prácticamente imposible” detectar la droga pues el “ocultamiento es bastante elaborado”.

Accidente en la autopista México Puebla deja cuatro lesionados, dos graves

Por otra parte, se prevé para hoy la repatriación de los cuerpos de los ciudadanos colombianos fallecidos en el accidente, que dejó, además, 22 personas heridas.

En el tanatorio de Quito aún permanecen dos cuerpos que aún no han sido identificados y que corresponden a un hombre y a una mujer, al parecer “ciudadanos venezolanos”, según Kléber Viteri, jefe de Medicina Legal de la provincia de Pichincha, cuya capital es Quito.

Según la Cancillería ecuatoriana, entre los fallecidos figuran los colombianos Ludivia Gaviria Aguirre (de 52 años), María de Jesús Chavarro (62), Francia Stella Ordóñez Herrera (50), Omar Torres Anaya (40), Eider Imbachi Pito (41), Elcy Vergara Cerna (46) y Blanca Dolly Ortiz Hoyos (39).

También Carmen Elisa Mosquera Mosquera (56), Carmelina Hidrobo (44), María Esperanza Castañeda de Abadía (62), Hanam Layla Santofimio Hernández (26) y Bayron Franco Ordóñez (31).

El jueves se identificó a otros tres cuerpos de ciudadanos colombianos, pero no se han revelado sus identidades.

En la lista de fallecidos difundida por la Cancillería, figuran también los venezolanos Grecia Johanna Castillo Castillo (de 38 años), Edwar Alexander Alvarez Suárez (20), Richard Reinaldo Hernández Castillo (22) y William Armando Castillo Salas (23).

La lista también incluye a los ecuatorianos Josstin Eduardo Peralta Velencia (de 15 años) y Ronald Adrian Chichanda Verdezoto (1 año y 9 meses).

En el accidente, ocurrido el 14 de agosto, se vieron involucrados un autobús y un todoterreno en una carretera a unos 30 kilómetros al este de Quito.

El suceso se produjo a las 2.55 hora local (7.55 GMT) en el kilómetro 8 de la vía Pifo-Papallacta, a la altura del barrio “El Carmen”, en un sector conocido como la “curva de la muerte”.

Sentimos como una sacudida, como si viniera un temblor grande, como si algo reventara, yo salí corriendo sin zapatos del susto, subí a la terraza y vi que la gente estaba gritando, llorando y pidiendo ayuda”, explicó ese día a Efe Olga Guambi, de 53 años, vecina de una de las viviendas afectadas por el impacto del autobús.

La testigo reside en una precaria construcción de dos plantas situada justo al margen de la vía interoceánica, donde regenta en su planta baja un pequeño restaurante que esta mañana estaba clausurado y repleto de cristales y escombros por el fuerte choque.

Guambi dijo que su yerno llamó al servicio 911 de emergencia y que rescatistas y ambulancias se demoraron una hora en llegar.

Restos de los asientos ensangrentados, del chasis y la carcasa del autobús sobre la que figuraba una imagen de la cara de un Cristo de color verde, estaban esparcidos a varias decenas de metros del vehículo, convertido en un amasijo de hierros tras arrastrarse e impactar en las viviendas y volcar, según coinciden los testimonios.

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...