Donald Trump y las revelaciones de Steve Bannon, en Despierta

Carlos Bravo, Ana María Salazar y Javier Tello analizan las revelaciones de Steve Bannon sobre Donald Trump, en Despierta con Loret. (Despierta con Loret)

Ana María Salazar, Carlos Bravo y Javier Tello analizaron las reacciones de Donald Trump ante las revelaciones de Steve Bannon publicadas en el libro ‘Fire and Fury’, de cara a las elecciones para renovar el Congreso estadounidense, en noviembre.

Tras la salida de Bannon del portal de noticias Breitbart News, Ana María Salazar dijo: “Nunca subestimes a Bannon; seguramente va a aparecer en otro medio o va a fundar su propio portal de noticias”. Detalló que el exasesor del presidente de Estados Unidos “representaba la extrema extrema extrema derecha, a esos electores antimigrantes, antinegros, antimexicanos, y ahora que no está detrás directamente de Trump, se puede volver el enemigo número uno, apelando a esos electores y siendo un contrapeso en las elecciones de noviembre”. Sin embargo, destacó Salazar, Bannon “dejó de ser tema, porque ahora se habla de 10 personas del gabinete de Trump que podrían renunciar, entre ellos el encargado de Seguridad Nacional”.

Para Javier Tello, “la agenda nacionalista se mantiene, aunque no esté Bannon, porque el propio Trump tiene esa agenda nacionalista; donde creo que tendrá un impacto es en las elecciones de 2018, porque habrá candidatos, pero sin el apoyo de Bannon, podría costarles más trabajo tener buenos resultados”.

Carlos Bravo acotó que la confrontación con Bannon “debilita a Trump en un sentido muy concreto”, porque “Bannon tenía mejor tomado el pulso al electorado trumpista, es el que sabía mejor cómo tratar con esa gente y si no logran llegar a un arreglo, el electorado estará disponible para que distintos sectores del Partido Demócrata satisfagan sus demandas. En este escenario, demócratas tipo Bernie Sanders pueden volverse atractivos”.

Para Ana María Salazar, “Trump no tiene agenda”. Agregó que le parece “fascinante, cuando se sienta a negociar el tema migratorio, que se hizo públicamente, te das cuenta que no entiende, que no tiene gran capacidad de concentrarse y que está dispuesto a ceder en estos temas nacionalistas. La agenda de Trump va a ser la supervivencia”.

Javier Tello consideró que Trump actuará “de manera contraria a como actuó Barack Obama”, porque “Obama apretó en temas de seguridad para ganar territorio con los republicanos para pasar algunas reformas y Trump parece que quiere ceder en algunos temas para construir su muro, para deportar a migrantes legales y para endurecer su postura en materia de seguridad”.

De acuerdo con Carlos Bravo, “Bannon se puede reciclar, puede crear su propio portal de noticias, su propio medio; alguien que vea el potencial de negocios que tiene con el público al que se dirige, puede contratar a alguien como él”.

Bannon, dijo Tello, “está noqueado políticamente, pero eso no significa que el bannonismo no estará presente en las elecciones intermedias”.

Ana María Salazar acotó que “muchos de los comentarios reflejan que el autor del libro (Michael Wolff) se sentó a platicar con Bannon y que él expresa desesperación de lo que pasa en la Casa Blanca y el odio a la familia; él se ha vuelto el enemigo más peligroso para Trump”, aunque “falta mucho para poder hablar de que esto puede volverse el motivo para que Trump deje la Casa Blanca”.

Carlos Bravo coincidió en que “es muy pronto para hablar de eso; faltan muchos incendios; el punto de que Trump esté en peligro como presidente está más allá del escándalo. Ahora el fiscal especial está armando una carpeta con las conclusiones del señor (Robert) Mueller; el Congreso la recibirá y la analizará, pero yo creo que no la va a entregar antes de las elecciones de noviembre y entonces hay que ver cómo está la composición del Congreso para ver cómo se desarrollan las cosas”.

Ana María Salazar llamó la atención al hecho de que “surgió un reporte (llamado el dossier ruso), y filtraron el testimonio del dueño de la empresa que armó ese reporte; ahora dicen que no sólo la mayoría de las cosas que se dicen ahí son ciertas, sino que Donald Trump está siendo extorsionado por los rusos”.

Salazar explicó que “en Estados Unidos contratan a una empresa (Fusion GPS), que contrata a un exespía inglés para que averigüe la trama rusa y él se da cuenta de que los rusos tenían mucha información de Trump y lo iban a extorsionar. Es algo explosivo porque tienen mucha información de Trump, analistas dicen que un alto porcentaje de la información del dossier es cierta; entonces este señor, Glen Simpson, que primero fue contratado, es llamado a testificar ante el Congreso y los republicanos se dan cuenta de la importancia de la información y dicen que no pueden hacerla pública; pero la senadora (Dianne) Fenstein filtró el testimonio, y un senador de Maryland da un avance del dossier de 200 hojas con reporte de que los rusos están involucrados en tratar de influenciar las elecciones en Francia, Finlandia, lo del Brexit. Lo cierto es que, por la investigación, el hijo y el yerno de Donald Trump podrían enfrentar una acusación penal”.

Pese a los tropiezos y los señalamientos, para Javier Tello, Donald Trump “está teniendo mucho más éxito de lo que mucha gente piensa y si no tiene tanto, aunque lo detengan, no ha quitado el dedo del renglón en el muro y así con todas sus promesas de campaña”.

Carlos Bravo señaló que “como dijo David Brooks, estamos viendo el deterioro del antitrumpismo, que no ha podido crear alternativa digna e inteligente para contrarrestar a Donald Trump. Entonces viene el libro de Wolff y es una sopa de su propio chocolate. Trump está acostumbrado a gobernar a través del escándalo y el antitrumpismo intentó responder de manera inteligente y no pudo. El libro se convierte en una especie de contraescándalo y eso le cuesta trabajo manejarlo, más que las críticas más puntuales y serenas”.

Ana María Salazar cuestionó “¿cuáles éxitos tiene Trump? La reforma migratoria, está empezando a ceder en público y la reforma fiscal, pues ahí está, pero hay que ver cómo va a afectar a la gente. Ha deportado a menos gente que en la administración Obama, es cierto que los migrantes viven con miedo, pero incluso un juez acaba de declarar ilegal su bloqueo al Daca; en términos de gobernanza, no ha logrado nada, pero si éxito es que los migrantes vivan con miedo, entonces sí”.

Carlos Bravo apuntó que a Trump “se le nota ávido de anotarse puntos, eso crea oportunidad para los republicanos, porque está dispuesto a firmar lo que le manden y los logros no son de Trump sino del partido, pero él se suma para decir que es él quien los está alcanzando”

Salazar dijo que “la gente que trabaja con él no lo baja de idiota, un idiota útil que gobierna a base de escándalos, y no estamos hablando del libro, sino de lo que pasó ayer, que sale al aire a negociar y parece un idiota”.

Javier Tello acotó que “la lectura de la élite lo ve como un idiota y lo descalifica, pero yo creo que le habla a su base, se anota con su base, trabaja para la polarización, para deshacer el centro, radicalizar a los demócratas y ganar partido”.

Salazar contrapunteó que “no hay lógica alguna en lo que hace; se levanta, ve un reporte y reacciona; no sabe negociar, contradice su agenda”.

En este ambiente y ante la información de que Oprah Winfrey podría lanzarse como candidata a la presidencia en 2020, Carlos Bravo señaló que “ha habido muchas figuras de la política tradicional levantando la mano, pero veo difícil que alguien lo diga en serio actualmente. Conforme se vayan acercando las intermedias y de acuerdo con la distribución de poder de los demócratas, si se anotan la elección intermedia; ahí van a empezar a ver liderazgo. Entiendo la dinámica, pero dudo que (Oprah) se vuelva la candidata, aunque se volverá figura de peso y autoridad”

Ese papel, dijo Ana María Salazar, “ya lo ha jugado antes. Se va a pelear públicamente con autoridad, es una empresaria exitosa, una figura de la televisión, y va a adoptar una oposición frontal para empezar a pelearse públicamente con Trump. Ella va a definir quién es el siguiente candidato”.

En contraste, Javier Telló consideró que “la voz que se oponga a Trump debe ser lo opuesto al perfil de Oprah; ella es de la élite de Hollywood; es liberal; el enemigo perfecto es ese y su base rechaza ese perfil. (Bernie) Sanders y (Joe) Biden pueden conectar con la base de Trump; ella conecta con la base liberal”.

Para Ana María Salazar, “Oprah une a los liberales con los conservadores. La base de Trump es interesante, porque si ves las encuestas y las decisiones que ha tomado, la forma en la que se decidieron las elecciones en Virginia fue en parte como reacción a las decisiones de Trump que tienen que ver con Obamacare. La reforma contra el Obamacare y la reforma fiscal van a hacer que le salga el tiro por la culata, le va a salir el tiro por la culata porque no va a haber dinero para escuelas y para otros beneficios. Eso lo va a impactar y su base se va a reducir. La incompetencia de Trump se está haciendo demasiado pública”.

Sobre la presunta intervención de Rusia en las elecciones presidenciales de México, Carlos Bravo señaló que “si el propósito es desacreditar las instituciones, pues no tienen mucho trabajo que hacer”.

Para Javier Tello, “tenemos una larga lista de retos y problemas, y los rusos están muy abajo”.

Ana María Salazar señaló que la “capacidad externa de influenciar en elecciones está basado en la falta de credibilidad de institución y elecciones. Crear desorden en algo muy desordenado es relativamente fácil si los candidatos no buscan tener la credibilidad que se requiere para que la elección sea incuestionable”.

 

(Con información de Despierta con Loret)

tfo