Dieciséis países expresan en la OEA su ‘pleno respaldo’ a Juan Guaidó

Foto: Una activista interrumpe la sesión extraordinaria de la OEA sobre la crisis en Venezuela. (AP)

Dieciséis países del continente americano expresaron este jueves en la Organización de Estados Americanos (OEA) su “pleno respaldo” al autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, y pidieron que se garantice su “seguridad” y la de los miembros de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

La declaración, una fórmula poco comprometedora y de gran tradición en la OEA, fue respaldada por 16 de los 34 países que son miembros activos del organismo: Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, Haití, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

“Demandamos que se garantice la seguridad y la protección del presidente encargado, Juan Guaidó, y de los miembros de la Asamblea Nacional”, leyó la embajadora de Argentina, Paula María Bertol, durante una sesión extraordinaria sobre Venezuela del Consejo Permanente de la OEA.

La declaración, además, ratifica la “autoridad constitucional” de la Asamblea Nacional, que ha iniciado el proceso para asumir los poderes del Ejecutivo al considerar ilegítima la toma de posesión de la Presidencia que hizo Nicolás Maduro el 10 de enero como fruto de unas elecciones cuestionadas por la comunidad internacional.

Los 16 países apoyan “las acciones adoptadas para solicitar ayuda humanitaria internacional, la libertad de los presos políticos, el congelamiento de los activos de funcionarios de Gobierno corrupto” y también respaldan las garantías que se han ofrecido a militares y civiles que apoyen al Legislativo.

El propio Parlamento venezolano ha aprobado una amnistía para los militares, una acción que busca el respaldo del estrato castrense, fundamental para quien quiera adjudicarse el poder en Venezuela.

Las 16 naciones que firmaron la declaración expresaron su “pleno respaldo” a Guaidó, quien se autoproclamó este miércoles presidente interino de Venezuela y logró el reconocimiento de Estados Unidos y otros países del continente, como Brasil, Ecuador, Argentina y Colombia.

La declaración contó con el inmediato rechazo de una de las representantes de Maduro en la OEA, Asbina Ixchel Marin Sevilla.

“El comunicado que se leyó aquí no es una declaración de la OEA, es un simple panfleto. No se puede engañar a la opinión pública. Es una operación de propaganda que intenta justificar el golpe de Estado”, afirmó la diplomática, que fue respaldada durante la sesión por Bolivia y Nicaragua.

La declaración sirve solo para plasmar la posición conjunta de un grupo de países, pero no tiene fuerza vinculante y tampoco la misma fuerza que una resolución.

POMPEO PIDE PROTEGER GUAIDÓ Y ANUNCIA AYUDA A VENEZUELA

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, pidió a las fuerzas de seguridad proteger la “integridad personal” del autoproclamado presidente venezolano, Juan Guaidó, y anunció 20 millones de dólares en ayuda humanitaria para el “pueblo” de Venezuela.

“Pedimos a las fuerzas de seguridad de Venezuela que protejan la seguridad y la integridad personal de Juan Guaidó“, dijo Pompeo, que intervino ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington y reunido de manera extraordinaria para debatir sobre Venezuela.

Asimismo, “hoy, anuncio que Estados Unidos está listo para brindar más de 20 millones de dólares en asistencia humanitaria al pueblo de Venezuela”, indicó.

Pompeo, además, instó al resto de miembros de la OEA a reconocer a Guaidó como el presidente “legítimo” venezolano y solicitó una reunión regional de los ministros de Exteriores de los países del continente americano para tomar una decisión sobre Venezuela.

“Es hora de que la OEA, como institución al completo, reconozca a Guaidó. Todos los miembros de la OEA deben alienarse con la democracia y el resto al Estado de Derecho”, dijo Pompeo, que consideró que el tiempo para el “debate” se ha terminado y es hora de adoptar acciones ante un “régimen moralmente en bancarrota”.

Con información de EFE.
RAMG