Con claveles rojos recuerdan en Chile el golpe militar de 1973

Partidarios del derrocado presidente chileno Salvador Allende recordaron el miércoles con claveles rojos el 46 aniversario del golpe de Estado que en 1973 instaló en el poder al general Augusto Pinochet y a su cruenta dictadura

Foto Con claveles rojos recuerdan en Chile el golpe militar de 1973 (AP)

Con claveles rojos recuerdan en Chile el golpe militar de 1973. (AP)

Partidarios del derrocado presidente chileno Salvador Allende recordaron el miércoles con claveles rojos el 46 aniversario del golpe de Estado que en 1973 instaló en el poder al general Augusto Pinochet y a su cruenta dictadura, que dejó más de 40 mil víctimas y decenas de miles de exiliados.

Te recomendamos: EU recuerda a las víctimas de los ataques del 11-S

Diversos representantes políticos de la oposición al Gobierno, entre ellos miembros del Partido Socialista (PS) y el Partido por la Democracia (PPD), homenajearon a Allende en la puerta Morandé 80, en un costado de la sede de Gobierno.

Por ese lugar, Allende solía acceder y salir del Palacio de La Moneda, y por ella fue sacado su cadáver el día del golpe, tras la destrucción del inmueble debido a los bombardeos, después de que el mandatario rechazara rendirse.

Cuando La Moneda fue reconstruida, aún en dictadura, la puerta desapareció, pero el presidente Ricardo Lagos (2000-2006) dispuso su reconstrucción en 2003.

En ese lugar, este miércoles se han depositado claveles rojos en memoria del expresidente socialista, una tradición que cada año reúne a políticos y representantes sociales y de agrupaciones de derechos humanos frente a este lugar emblemático.

Desde allí, recorrieron unos metros más hasta la plaza de la Constitución, donde se erige una estatua de Allende y donde más claveles y una corona de flores fueron dejados a los pies del monumento como gesto de respeto a exmandatario.

Su nieta, la diputada socialista Maya Fernández, enfatizó la necesidad de no olvidar para que el recuerdo de Allende y de todas las víctimas de la dictadura posterior al golpe de Estado perdure.

Nunca hay que olvidar, creo que queda mucho por hacer todavía en materia de justicia y por tanto es importante no olvidar y recordar, estar aquí por ellos, no solo por Salvador Allende. Claramente era el líder de todos ellos, pero fueron muchos los que dieron su vida por un Chile más justo y solidario”, explicó.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, reconoció este miércoles que el “quiebre de la democracia” con el golpe de Estado de Augusto Pinochet hace 46 años supuso “un gran fracaso” para toda una generación de chilenos.

Foto Con claveles rojos recuerdan en Chile el golpe militar de 1973 (AP)
Con claveles rojos recuerdan en Chile el golpe militar de 1973. (AP)

Con claveles rojos recuerdan en Chile el golpe militar de 1973. (AP)

El mandatario realizó un discurso que no estaba previsto en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo chileno, en el que llamó a reflexionar sobre las causas y las consecuencias de lo ocurrido el 11 de septiembre de 1973, cuando Pinochet derrocó el Gobierno del presidente Salvador Allende.

Estoy seguro que la inmensa mayoría de los chilenos aprendió de los errores del pasado y tienen un firme propósito de no repetirlos en el futuro”, afirmó Piñera durante la conmemoración del 46 aniversario del inicio de la dictadura chilena (1973-1990).

El presidente indicó que existen dos opciones para la sociedad chilena tras los “trascendentes” hechos ocurridos ese día, cuando las Fuerzas Armadas se rebelaron junto a Pinochet y bombardearon La Moneda mientras Allende resistió en el interior hasta su muerte.

Piñera dijo que o bien se siguen “enfatizando esas diferencias y profundizando las divisiones entre los chilenos” o, por otro lado, “aprender” de la historia para “iluminar los caminos del futuro”.

(Hay que) aprender de las lecciones y enseñanzas que los errores del pasado nos han entregado, y actuar siempre con total apego y respeto a los valores de la democracia, el valor de nuestras instituciones, el respeto a los derechos humanos y espíritu de colaboración, que viven en el alma de nuestros ciudadanos”, agregó.

Decenas de detractores del golpe militar caminaron por uno de los costados de La Moneda y colocaron claveles rojos en la puerta por donde fue sacado el cadáver de Allende, quien se suicidó para no ser apresado por los militares sublevados.

Vine por la memoria de Salvador Allende, por el genocidio que ocurrió el 11 de septiembre, que nunca se va a olvidar y nunca se va a perdonar”, dijo Carmen Silva, quien esperaba a su hija con dos claveles rojos en las manos.

Aunque los seguidores de Pinochet, fallecido en 2006, prácticamente no realizan actos públicos en su memoria, este año un grupo convocó a una marcha en un sector acomodado de la capital chilena. En 2018 una convocatoria similar no reunió a más de una docena de personas.

El recuerdo del 11 de septiembre de 1973 continúa dividiendo a los chilenos, aunque no con la misma fuerza de antaño, y se refleja especialmente entre políticos de oposición y oficialistas.

La dictadura de Pinochet dejó un saldo oficial de 40 mil víctimas, incluidos 3 mil 65 opositores asesinados, entre ellos un millar de desaparecidos, y unos 36 mil presos políticos y o torturados.

En alusión a la búsqueda de los desaparecidos, el dirigente social Juan Robles señaló a la AP que “ésa es la lucha que tenemos que continuar para que algún día se sepa la verdad en este país”.

Amaya Fernández, nieta de Allende, declaró que “yo puedo poner una flor a Salvador Allende (en el aniversario de su muerte), pero cuánta gente no puede poner una flor en recuerdo a sus seres queridos” en alusión a los desaparecidos.

Desde la reinstauración de la democracia en 1990 sólo se han encontrado los restos de unos 150 desaparecidos e investigaciones judiciales comprobaron que un número desconocido de opositores a la dictadura fueron lanzados al mar.

Familiares de las víctimas presionan por obtener verdad y justicia y se quejan por la falta de colaboración de la gran mayoría de los procesados por violaciones a los derechos humanos en la dictadura.

Cerca de un millar de militares jubilados tienen procesos en los tribunales de justicia y menos de 200 cumplen condenas efectivas en dos penales especiales para criminales de lesa humanidad.

En el aniversario del golpe 60 firmantes suscribieron un inserto a página completa en el periódico El Mercurio que bajo el titular “El 11/9/1973 Chile se salvó de ser como es hoy Venezuela” y que recordó declaraciones de expresidentes alabando la sublevación castrense.

Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, anunció que iniciarán naciones judiciales por la publicación y que exigirán el derecho a réplica porque “se está haciendo apología del terrorismo”.

 

Con información de AP

KAH

CARGANDO...