Díaz-Canel: El mandato del pueblo es dar continuidad a la Revolución cubana

Díaz Canel: Mandato del pueblo es dar continuidad a Revolución

El nuevo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel. (EFE)

El nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó este jueves que el mandato recibido por el pueblo “es dar continuidad a la Revolución cubana en un momento histórico y crucial”, marcado por los “avances en la actualización” del modelo económico y social del país.

Díaz-Canel pronunció ante la Asamblea de Cuba su primer discurso como presidente del país, en una intervención que arrancó con palabras de homenaje y reconocimiento a la generación histórica que hizo posible la Revolución.

“Seremos fieles al legado de Fidel Castro, líder histórico de la Revolución y también al ejemplo, valor y enseñanzas de Raúl Castro, líder actual del proceso revolucionario”, dijo Miguel Díaz-Canel, quien leyó su discurso de pie en la tribuna de oradores del Parlamento, al que acudió vestido con traje gris y corbata roja.

Díaz-Canel recordó que con la constitución de la nueva Legislatura de la Asamblea culmina un proceso de “elevada significación política”, al tiempo que defendió el sistema electoral de Cuba donde no caben la “politiquería ni el fraude”.

Antes de su primer discurso oficial como gobernante, Díaz-Canel se dirigió al Parlamento para anunciar que la conformación de su Consejo de Ministros se decidirá en el próximo periodo de sesiones de la Asamblea Nacional, previsto para julio.

No obstante, propuso que el nuevo primer vicepresidente, Salvador Valdés, sea también primer vicepresidente del Consejo de Ministros, lo que fue aprobado por el Parlamento.

DÍAZ-CANEL: CUBA NO HARÁ CONCESIONES CONTRA SU SOBERANÍA E INDEPENDENCIA  

Díaz-Canel aseguró que la política exterior de la isla se “mantendrá inalterable” y que el país caribeño “no hará concesiones contra su soberanía e independencia” ni “negociará sus principios”.

Durante su primer discurso ante la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP, Parlamento unicameral), que lo ratificó hoy como el primer mandatario cubano sin apellido Castro en casi sesenta años, Díaz-Canel dijo que el mundo está “en una coyuntura internacional caracterizada por la creciente amenaza a la paz y la seguridad”.

“En tal contexto ratifico que la política exterior cubana se mantendrá inalterable y reiteramos que nadie logrará el propósito de debilitar a la Revolución ni doblegar al pueblo cubano, porque Cuba no hace concesiones contra su soberanía e independencia”, señaló.

El nuevo gobernante, de 57 años, no mencionó explícitamente a Estados Unidos – con quien Cuba vive un momento de renovada tensión política tras el “deshielo” diplomático de hace tres años-, sin embargo insistió en que la isla “jamás cederá ante presión o amenazas”.

“Los cambios que sean necesarios, los decidirá soberanamente el pueblo cubano”, subrayó Díaz-Canel, en referencia velada a las duras críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los intentos de su Administración de desestabilizar y propiciar un cambio de régimen político en Cuba.

Antes, en un homenaje al saliente mandatario Raúl Castro, Díaz-Canel aseguró que contaría con los “aportes” y la guía del primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal).

DÍAZ-CANEL: RAÚL CASTRO ENCABEZARÁ LAS DECISIONES CRUCIALES PARA CUBA    

Raúl Castro, que hoy deja la Presidencia de Cuba tras doce años, “encabezara las decisiones de mayor trascendencia para el presente y el futuro de la nación”, aseguró hoy su recién designado sucesor, Miguel Díaz-Canel, en su primer discurso como gobernante.

Ante la Asamblea de Cuba (Parlamento unicameral), Díaz-Canel dejó claro que aunque Castro se retira de la primera línea política, ya que tampoco formará parte del recién renovado Consejo de Estado, su opinión seguirá teniendo un enorme peso para el nuevo Gobierno.

Vea también: Cuba y el fin de la era de los hermanos Castro; el análisis en Despierta

Castro, que fue reelegido diputado en las elecciones generales de marzo y fue el candidato más votado del país, recibió en pie y muy sonriente una ovación de los más de 600 diputados del Parlamento cubano después de que el nuevo presidente subrayara que “Cuba lo necesita”.

Díaz-Canel, considerado un discípulo aventajado del menor de los Castro, dedicó una considerable parte de su primer discurso a reconocer el legado del ya expresidente durante sus dos mandatos.

“Con firmeza, sin apego a los cargos, con serenidad, madurez, confianza y firmeza revolucionaria, se mantiene por legitimidad y mérito propio al frente de la vanguardia política”, señaló en referencia a la permanencia de Raúl Castro al frente del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) hasta el próximo congreso de la formación en 2021.

Antes, había reivindicado el papel del PCC como único partido que “no nació de la fractura o atomización de otros” y “digno heredero de la confianza depositada por el pueblo en sus líderes”.

Castro, según el nuevo presidente cubano, “asumió la dirección de Cuba en una difícil coyuntura económica y social y como estadista ha encabezado, impulsado y estimulado profundos cambios estructurales y conceptuales” dentro del proceso de actualización del modelo socialista de la isla.

“Es el mejor discípulo de Fidel, pero también ha aportado valores a la labor revolucionaria, al partido y al perfeccionamiento del Gobierno”, aseveró Díaz-Canel.

Enfatizó la “obra colosal” de Raúl Castro al frente de Cuba y su “fundamental legado de resistencia ante las amenazas y agresiones”, así como su empeño en orientar y alertar “sobre cualquier error o deficiencia”.

También subrayó la “firmeza, dignidad y temple” con los que Castro dirigió las conversaciones para el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos, su defensa de la unidad americana dentro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y su contribución “decisiva” al éxito del proceso de paz en Colombia.

Díaz-Canel tuvo asimismo palabras de agradecimiento para otro histórico de la Revolución cubana, José Ramón Machado Ventura, de 87 años, quien como Raúl Castro se retira de la cúpula ejecutiva de la isla, en la que ha ocupado cargos de máxima responsabilidad.

Vea también: Raúl Castro confía en ‘éxito absoluto’ de Díaz-Canel en la presidencia de Cuba

 

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...