SALUD

Detectan en Estados Unidos primer caso de la cepa británica del coronavirus

El joven contagiado, y cuya identidad no se reveló, está en aislamiento en el condado de Elber, cerca de la ciudad de Denver

El gobernador del estado de Colorado, Jared Polis, anunció, el martes 29 de diciembre de 2020, que se detectó el primer caso en Estados Unidos de la nueva cepa británica del COVID-19, que corresponde a un hombre de más de 20 años que no había viajado a ningún sitio recientemente.

Te recomendamos: Chile detecta un caso de la nueva cepa de COVID-19 que se descubrió en Reino Unido

El joven, cuya identidad no se reveló, está en aislamiento en el condado de Elber, cerca de la ciudad de Denver, indicó en un comunicado el gobernador de Colorado, del Partido Demócrata.

Las autoridades sanitarias del estado están investigando el caso y haciendo entrevistas para identificar a las personas con las que el hombre pudo haber tenido contacto.

“Hay mucho que no sabemos sobre esta nueva variante de la covid-19, pero los científicos en Reino Unido nos han advertido que es significativamente más contagiosa. La salud y seguridad de los habitantes de Colorado es nuestra mayor prioridad y trabajaremos para seguir de cerca este caso, así como cualquier otro indicador de COVID-19. Estamos trabajando para evitar el contagio del virus en todos los niveles”, afirmó el gobernador.

La presencia de este primer caso de la nueva cepa británica fue confirmado por los laboratorios estatales de Colorado, que enviaron una notificación a los gubernamentales Centros de Control y Enfermedades (CDC).

Este mes, el Gobierno británico anunció que había detectado una nueva cepa de la COVID-19 que parece ser un 70% más contagiosa que otras variables y podría estar ligada al aumento de infecciones que se registró en Londres y el sureste de Inglaterra desde mediados de noviembre.

Esa nueva variante ha sido detectada en varios países del mundo y, hace una semana, el epidemiólogo jefe de EE.UU., Anthony Fauci, avisó que esa nueva variante ya podía estar en territorio estadounidense.

La detección del primer caso de la cepa británica coincide con un aumento de las hospitalizaciones en EE.UU., que el lunes registró al cifra récord de 121 mil 235 pacientes ingresados por la enfermedad, de los que 22 mil 592 están en unidades de cuidados intensivos, de acuerdo con la plataforma Covid Tracking Project.

EE.UU. es el país del mundo más afectado por la pandemia con más de 19.3 millones de casos detectados de COVID-19 y más de 335 mil fallecidos, de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Con información de EFE

JPG