Desempleo ha disminuido, aumenta desigualdad salarial: OCDE

En sus perspectivas anuales del empleo, la OCDE informó que el desempleo disminuyó hasta niveles previos a la crisis, pero existe desigualdad salarial generalizada (Reuters)

El empleo en los países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) volvió a los niveles anteriores a la crisis de 2007, pero los salarios están siendo los grandes perdedores de la recuperación, en la que el trabajo sólo está obteniendo una parte de las mejoras de productividad, que además son inferiores que en el pasado, propiciando más desigualdad social.

El informe anual de la OCDE de perspectivas del empleo, publicado este miércoles, constata un aumento en la brecha de remuneraciones a lo largo del conjunto de los países miembros del llamado “club de los desarrollados”.

En consecuencia, dice el informe, hay un aumento en el porcentaje de los pobres entre la población ocupada del 10.6 por ciento registrado en el año 2015, frente al 9.6 por ciento registrado una década antes.”

El informe anual destacó las dificultades de estos grupos vulnerables, que ahora tienen menores competencias, para adaptarse a un mercado laboral en rápida mutación, ya que tienen tres veces menos posibilidades de recibir una formación que quienes están en lo alto de la escala.

El secretario general de la organización, el mexicano Ángel Gurría, indicó en una conferencia de prensa que, desde que se hicieron sentir los efectos de la crisis en 2007, la tasa de empleo por fin está por encima, un 61.7 por ciento entre la población de 17 a 74 años al terminar el 2017.

Sin embargo, destacó también el estancamiento de los salarios; especificando que el ritmo de aumento de la remuneración por hora ha pasado a ser entre 1.5 y 2 puntos porcentuales inferior a la de antes de la crisis (del 2.1 por ciento en los últimos años, de media).

El informe indica que esto es debido a un entorno económico de baja inflación y sobre todo a los menores aumentos de la productividad, ya que del 2.3 por ciento de progresión antes de la crisis se ha pasado al 1.2 por ciento y en algunos países es inferior al 1 por ciento.

Aun siendo menores (que previo a la crisis), esas subidas de productividad sólo se están trasladando parcialmente a los salarios, lo que significa que el capital está saliendo ganador en términos relativos.” aclaró Gurría en la conferencia de prensa.

Los autores del estudio señalaron divergencias en la productividad entre el 5 por ciento de las empresas punteras, que sí elevan en mayor medida la remuneración de sus asalariados, y el resto. Lejos de responsabilizar a las reformas para flexibilizar al mercado, la OCDE cree que eran pasos necesarios para generar empleo y sacar del paro a muchas personas.

Entre las prioridades, a juicio de Gurría, deben estar métodos educativos de alta calidad que ofrezcan oportunidades de ajustar las competencias a lo largo de toda la vida laboral, y muy en particular a los menos cualificados.

El informe también exhorta a propiciar sistemas de negociación colectiva con una fuerte auto-regulación por parte de los interlocutores sociales, porque ése es un ambiente adecuado para un alto nivel de empleo, una mejor calidad del trabajo, más oportunidades de formación y una mayor resistencia a los choques económicos.

Con información de EFE

asa.

También puedes leer: Inflación interanual de miembros de la OCDE aumenta a 2.6%